30 de octubre de 2015

10 consejos para profesionales TIC de más de 40 años.

Hay momentos en la vida muy especiales y hay edades redondas, como los 40, que tanto pueden vivirse plenas de felicidad como convertir la existencia en un auténtico calvario y provocar crisis profundas.

Cumplir 40 es, hoy día, haber vivido la mitad de una vida de longevidad promedio. A esa edad ya acarreamos mucha experiencia y, si el hardware aguanta, todavía nos quedan un montón de años para vivir de forma pletórica. No obstante, si hacemos un planteamiento vital equivocado, nos arrastraremos penosamente "in secula seculorum".

En este post voy a dar 10 consejos para aquellos que estáis en el mundo de las TIC (y queréis seguir en él) que tal vez os ayuden.

Son muchos los colegas a los que veo perdidos y que me preguntan cómo enfocar su carrera cuando llegan a los treinta y muchos. Para empezar, hay una cosa importante que me gustaría que supieran: la crisis de los 40 es falsa. En realidad, cuando cumples 40 no pasa nada; es un día más y saldrá y se pondrá el sol como cualquier otro día de la vida. Y lo mismo ocurrirá con los 41, los 50, los 70 y los 80 (si llegamos). Aquellos que nos parecían viejos cuando nosotros teníamos 18, ahora somos nosotros, que tenemos 40. Pero resulta que nos sentimos estupendamente y vemos que incluso los de 60 están bien, aunque en otro momento los considerábamos carcamales :-) Ahora, a diferencia de antes, nos preocupa la jubilación, la hipoteca, los hijos, la relación de pareja, la estabilidad laboral: somos unos viejunos de más de cuarenta... y eso está genial!!! :-)))

Sin embargo, es absolutamente normal albergar preocupaciones íntimas cuando se presentan problemas personales. Por ejemplo, es natural ofuscarse cuando uno se enfrenta a una separación, con todas las problemáticas que la situación conlleva; especialmente cuando hay hijos de por medio y les vemos poco porque hemos tenido que mudarnos lejos debido a que en la ciudad donde vivíamos pintaban bastos. Y más duro aún es que nos encontremos en el paro porque no aportábamos el suficiente valor a la empresa en la que estábamos.

Aunque si no nos encontramos en una situación de este tipo, vamos a quitarnos de encima todos los fantasmas, miedos e inseguridades y vamos a afrontar el futuro con decisión y optimismo. Os propongo dos caminos de entre los cuales tendremos que escoger uno. El primer camino va a ser convertirnos en un consultor senior de una tecnología muy precisa. El segundo, va a consistir en gestionar equipos. Si cogemos un camino, no podemos coger el otro; son mútuamente excluyentes. Es una de las decisiones claves que tenemos que afrontar en nuestra carrera profesional TIC. Tened cuidado los que ya estáis dudando o pensando que queréis tomar los dos caminos, porque no vais a recorrer bien ni el uno ni el otro. Y, además, ¡os vais a encontrar en la cola del desempleo!

Vamos a empezar con los consejos para aquellos que deciden ser un consultor senior:

1. Especialización de alto nivel. Hemos escogido una opción complicada. Nuestro cerebro no va a las mismas revoluciones que cuando teníamos 20 años, ¿verdad? Y, sin embargo, nos apasiona nuestro trabajo, tenemos una mochila cargada de conocimientos y estrategias que nos ayuda a afrontar cualquier situación, por delicada que sea. En este punto no podemos dudar y tenemos que decidir en qué nos queremos especializar para, a continuación, ir a por todas sacándonos las certificaciones de más alto nivel que seamos capaces. Ésta es también la historia de una renuncia. Vamos a renunciar a ser especialistas en todo aquello que no hemos escogido y tenemos que saber llevarlo con dignidad. Somos frikis y moriremos frikis, pero con dignidad :-) Además, éste puede resultar ser un perfil muy bien valorado.

2. Aportar efectividad. Estaremos a las órdenes de algún responsable de proyectos y seguramente habrá más gente en el equipo. Tal vez también tengamos a alguien bajo nuestra responsabilidad directa. Ojo, que igual nos manda un chaval o chavala de 25 años... ¿qué tal lo vas a llevar con cuarenta y tantos? Pero no debemos ser una piedra en el zapato para nadie. Tenemos que llegar al escenario del crimen :-), saber escuchar, entender bien qué está ocurriendo y, de forma inequívoca, hacer una explicación de alto nivel de cómo vamos a solventar los problemas. Luego, tal vez sea necesario dar detalles precisos de aquellos puntos clave que generan dudas e inseguridades (como es natural). Y luego, claro está, debemos evitar salirnos del guión, ser coherentes con nuestro planteamiento, definiendo muy bien las fases: "ya hemos acabado la fase 2" y "ahora vamos a por la fase 3". En el rol que hemos escogido, todos los ojos estarán puestos en nosotros. No debemos decepcionar a nadie y tenemos que saber vivir con esa gran responsabilidad.

3. Saber delegar tareas. Pocas cosas hay de tanto valor como un perfil senior que sabe delegar tareas a figuras más junior. La cuestión de delegar da para varios posts, aunque aquí simplemente os diré que no se trata de hacerle el trabajo al junior ni tampoco de pasarle el marrón, desentenderse y no cogerle ni el teléfono. Hay que explicar bien qué trabajo se encomienda, dar la ruta de trabajo y proporcionar apoyo puntual si el otro se queda atascado. Pero ese apoyo consiste en indicarle por dónde van los tiros y no en hacerle el trabajo quitándole el ratón y haciéndolo todo nosotros. Es así como, poco a poco, transmitiremos seguridad y nos quitaremos de encima una gran carga de trabajo. En realidad, seremos capaces de multiplicarnos y hacer muchas cosas a la vez. Genial, ¿no?

4. Compaginar la consultoría con la formación. En ese momento de la vida tan genial como es tener más de 40 años y tantos conocimientos en nuestro haber, os recomiendo ser generosos y compartir vuestro conocimiento, ya sea a través de un blog, ya sea dando charlas o formaciones con las que nos podremos sacar también un dinerito extra. Ser un buen consultor senior no significa que vayamos a ser un buen profesor. Nos tiene que gustar explicar y tener la paciencia de dejar que los alumnos hablen y digan la barbaridad hasta el final y (en ocasiones) sin interrumpirlos, ni tampoco dejarles en evidencia. Si os animáis, seguramente no habréis hecho ningún trabajo que os llene tanto como dar cursos.

5. Escribir un libro. Estáis en el momento perfecto para escribir. Tenéis la madurez necesaria para saber qué aburre y qué divierte. No lo penséis más y escribid un libro. Lo podéis auto-publicar en lulu.com o bien sacarlo como un PDF gratuito o venderlo a precio muy económico en Amazon como libro electrónico. Sea cual fuere la decisión que toméis respecto a la comercialización, escribir un libro es algo que recomiendo hacer aunque sea una vez en la vida. No escribáis ningún tocho ni tampoco un libro de 10 páginas :-) Además, pensad que si escribís sobre una tecnología concreta, tenéis la excusa perfecta para ir sacando un nuevo libro actualizado con cada versión de ese software que aparezca.

Y vamos ahora con los consejos para los valientes que hayáis decidido adoptar un rol de gestor:

6. Las personas son las entidades más complicadas de gestionar. Vuestra experiencia en el mundo técnico os ha dejado claro que, por más complejo que sea el problema, aplicando una buena estrategia todo se resuelve. Sin embargo, aquí hablamos de gestionar humanos: esos grandes desconocidos. Todas las reglas que apliquéis para los marrones técnicos, aquí no valen. Básicamente, vais a tener que optar por gestionar los recursos desde la autoridad (yo mando, tú obedeces y punto), o bien gestionarlas desde el diálogo (somos todos profesionales, cada uno tiene su rol y no hay que subrayarlo). Con unas personas será necesario emplear una estrategia y con otras, será válida la otra. Incluso el mismo trabajador, en diferentes momentos de su vida, necesitará diferentes formas de aproximación. Cada persona, en el trabajo, se ve influenciada terriblemente por cómo lleva su vida personal. Si su vida personal es guapa, vendrá al trabajo cargado de energía positiva. Si tiene una vida complicada o infeliz, tal vez afecte negativamente al trabajo o tal vez ésta sea un revulsivo que le permita dar lo mejor de sí mismo para olvidarse de la parte oscura de su existencia.

7. El valor de la comunicación. Siempre digo que el trabajo está acabado cuando la persona que nos lo ha mandado está informada de que ese trabajo ha terminado. Me sucede mucho escuchar un problema y no escuchar luego que se ha solucionado. La comunicación es bidireccional y hay que saber hablar, sin ambigüedades, aunque también hay que saber escuchar. Resolveremos conflictos con la palabra pero también muchas veces con el oído, sencillamente dejando que la persona que tiene un problema lo exprese y se sienta escuchada.

8. Gestionar conflictos. ¡Acabáramos! Estamos en un cargo intermedio y hay conflictos que tenemos que resolver: personas que piden aumento salarial, envidias, conflictos de género por tal o cual problemática, sindicalistas y autistas varios. Quejas, en definitiva, más o menos razonables y que podemos satisfacer totalmente o en absoluto. Es importante no dejar que el cáncer se extienda. Si alguien está muy incómodo en la empresa o en el equipo y la situación se plantea como irreconciliable, hay que saber dejar que esa persona se marche y busque su felicidad laboral en otra empresa o en otro departamento (si nuestra empresa es muy grande): tal vez incluso un cambio de aires le irá bien. Pero nunca hay que dejar que esa persona que está permanentemente insatisfecha impregne el equipo con su negatividad. Seguramente es la parte más complicada del trabajo, pero también la que más nos enriquece. Hay que tomar decisiones serias (por ejemplo, echar a alguien de su trabajo). Haya paz: no hay paro en el sector y seguramente le estaremos haciendo un favor.

9. Saber tener mano izquierda. ¿Lo llamamos "coaching"? A los que os gustan los anglicismos (yo los odio) puede ser una palabra que os encaje muy bien. Seguro que vamos a conseguir muchas más cosas desde una posición colaborativa que desde la imposición, ¿estáis de acuerdo? Gestionar nuestros recursos que no se pueden formatear ni tienen KB es algo divertido y que debemos afrontar desde el buen humor y el optimismo. Es importante que sepamos transmitir un mensaje positivo a las personas que gestionamos y no un cabreo continuado. Si hay una persona que hace las cosas repetidamente mal, habrá que dejar que se vaya o echarla, pero no dejar que nos amargue la vida en ningún caso porque afectará al equipo, a la empresa y a cómo nos ven los clientes. Las canas nos dan un valor de respeto, pero nos lo tenemos que ganar también haciendo eficientemente nuestra tarea de gestión. Tomando un café en un bar seguramente vamos a poder arreglar una situación encallada más fácilmente que en una mesa de un despacho, en el que todo está impregnado del mal rollo que nos ha provocado el conflicto.

10. Aprender a recibir hostias de abajo y de arriba. Hay algo complejo y que cada persona lleva de una forma distinta: saber encajar las críticas. Si tienes la piel muy fina y te afecta mucho lo que digan de ti, claramente no vas a ser un buen gestor de proyectos. Tienes que saber llevar esas críticas de la mejor manera y hablar con el equipo en grupo o individualmente para resolverlas. Cuando eres el responsable de una empresa, sientes la llamada soledad del líder o del CEO, como lo queráis llamar. Sin embargo, creo que es más complejo ser un cargo intermedio, pues recibes por todos lados. Por una parte, tienes la presión de la dirección para conseguir ciertos objetivos y, por otra parte, recibes las quejas de las personas que gestionas, muchas veces infantiles. Hay que respirar hondo, no perder el buen humor y saber llevar el barco a buen puerto sin que hayan bajas por el camino.

Espero que os hayan gustado. Por supuesto son consejos subjetivos con los que se puede o no estar de acuerdo.

¿Qué echáis de menos? ¿En que no estáis de acuerdo?

Gracias por leer este post y, si queréis, por participar o compartirlo.

2 de septiembre de 2015

30 consejos para emprendedores.

Hace días que quería escribir ordenadamente mis consejos para aquellos valientes que se lanzan a la aventura de montar su propio negocio. Todos los consejos que aquí voy a plasmar reflejan mi experiencia como ex trabajador de la empresa pública -funcionario de carrera-, después freelance y ahora como empresario. Una evolución algo peculiar, pero que me ha otorgado un conocimiento bastante amplio y que ahora me permite opinar con criterio.

Los consejos que voy a daros son aquellos que me hubiese gustado recibir cuando yo empecé. Iré acompañandolos con algunos artículos que me han parecido significativos y que pueden complementar bien mis explicaciones.


Siempre he considerado que un emprendedor es aquella persona que quiere montar su propio negocio. Desde el momento en que tienes en mente hacerlo ya lo eres, aunque todavía no tengas los papeles de la empresa arreglados. Tal vez pasen años hasta que montes tu negocio, pero ya hay un emprendedor dentro tuyo queriendo salir :-)

Quiero felicitarte por tu decisión y darte muchos ánimos. Es fantástico ese momento en que te enfrentas a un futuro del que tú tienes las riendas y que, si lo haces bien, te va a permitir ganarte bien la vida con tu propia empresa. ¡Seguro que si quieres puedes! Que nadie te agüe la fiesta. ¡Vamos!

Las opiniones que aquí lanzo son consejos surgidos de mi buena voluntad y experiencia. Si quieres hacerme alguna consulta adicional estaré encantado de responderte en josep.ros@gmail.com. Así mismo, agradeceré mucho tus comentarios en este mismo post.

Mi experiencia aflora del mundo TIC y está ubicada en España, aunque creo que mis pensamientos pueden serviros tanto si vivís fuera de mi país, como si queréis montar un negocio que nada tenga que ver con el mundo de las tecnologías de la información.

Siempre he creído que quien tiene ganas de trabajar y le apasiona lo que hace tiene un futuro profesional brillante, aunque tal vez a largo plazo. Pongamos un ejemplo sencillo: necesitas un fontanero y viene alguien que te hace el trabajo correctamente, te cobra una cantidad razonable y te trata educadamente. No solo le querrás volver a contratar, sino que le recomendarás, ¿verdad? Pues ese fontanero debes ser tú en tu ámbito de negocio.

Así que si quieres probar la aventura de ser emprendedor, aquí van mis consejos y, desde ya, ¡muchos ánimos, seguro que te irá genial!

1. Pregúntate si no es mejor que te quedes como trabajador contratado. La pregunta que tienes que hacerte es "¿Realmente quiero ser autónomo/freelance/profesional liberal?" Tal vez tengas un cabreo con tu empresa, o estés a disgusto con tu jefe o con algún compañero de trabajo. Pero ¡cuidado!, tomar la decisión de lanzarte a la aventura de trabajar por tu cuenta es muy serio y no debes hacerlo a la ligera, ni tampoco en momentos de calentón emocional. En general, hacer las cosas contra algo es malo. En cambio, hacer las cosas por ilusión es lo que va a llevarte por buen camino.

No hay que olvidar que trabajar por cuenta ajena es muy cómodo: tienes un horario más o menos definido, una nómina que te cae cada mes y además puedes criticar a los jefes y hacer de sindicalista criticón cuando te plazca sin pensar más allá de esto. Tu responsabilidad es limitada y vas a disponer de más tiempo para tu vida personal. Por supuesto que vas a vivir mucho más tranquilo siendo trabajador que siendo freelance o empresario.

Si no te he convencido para olvidarte de emprender tal vez alguna de estas 49 razones sí lo hagan. Léelo detenidamente, por favor, pues te puede salvar de un mal rato en tu vida profesional y personal.

49 razones que nadie te contó por las que no deberías emprender
http://3cero.com/razones-no-deberias-emprender/

2. Define una idea de negocio clara. ¿La has contrastado suficientemente? Tal vez tu círculo de amigos y familiares te animen y te digan que vas a hacerlo de lujo. Pero la ley de la oferta y la demanda juega su propia liga y no reserva un sitio para el afecto. ¿Tienes un buen sustento si te falla la aventura? ¿Tu pareja trabaja y tiene un sueldo que os permita vivir a ambos? ¿Vives con tus padres y puedes vivir sin ingresos porque tienes los gastos básicos de alojamiento y manutención cubiertos?

Es algo muy básico pero que has de tener presente: intenta ser lo más objetivo posible respecto a tu proyecto. Un negocio de masajista en un pueblo de 500 habitantes es un desastre garantizado, pero ojo, seguro que también lo es en uno de 2.000. Antes de nada, realiza un buen estudio de mercado y contrasta tu información. Debes crear un plan de negocio detallado con lo que crees que ocurrirá en los próximos 5 años tanto si la cosa va mal como si va regular, bien o muy bien.

3. Prepara a tu entorno familiar. Habla con tu pareja y con tu familia, porque ellos van a ser tus mejores socios y fans de tu marca. Si tienes pareja háblalo y comenta que los primeros años vas a estar bastante ausente. Puede que tu relación de pareja se resienta. Vas a empezar a "llevarte el trabajo a casa", porque será muy complicado separar vida familiar y laboral. De pronto, te verás un buen domingo por la mañana o por la tarde trabajando, respondiendo mails, preparando propuestas. Es genial si tu pareja te apoya, pero cuidado con esto porque es esencial tanto tener un buen trabajo como una pareja que valga la pena para una vida feliz, así que no dejes que una pata te quite la otra.

4. Los principios son muy difíciles. Crear un negocio desde cero es como una pelota de nieve. Cuesta una eternidad que cuaje el primer copo, cuesta mucho que cuaje el segundo y algo menos el tercero. Y puede que cada vez hayan más copos y la pelota crezca hasta el punto que la pelota corra más que tú y necesites ayuda. Esto significa que habrás conseguido lo que quieres, pero ¡cuidado!, porque el tiempo que transcurre desde que empiezas hasta que consigues ganar un sueldo puede ser muy largo y, mientras tanto, hay que pagar las facturas y también hay que comer algo (no mucho, pero no hay que desnutrirse) :-)

5. ¿Dónde establecer mi negocio? Si vendes servicios y te lo puedes permitir, instálate en tu casa, desde luego. De esta forma, pagarás cero de alquiler; todo esto que te ahorrarás. El tiempo de desplazamiento de la cama a la oficina será de 5 segundos. Esto es algo envidiable, pues si sumas el tiempo y el dinero semanales que empleas habitualmente en desplazamientos es para tirarse de los pelos. Aquí tienes una buena noticia :-)

Y no te preocupes si nadie viene a visitarte. Eres tú el que tienes que visitar a los clientes. Además, todo el mundo entiende que los negocios, cuando empiezan, lo hacen en un garaje, ¿no? :-)

6. ¿Qué horario vas a hacer? Muy fácil: 24x7x365. Como cuando eres padre, el tiempo en que vas a estar preocupado por el bienestar de tus hijos constituye todo tu tiempo. Si te han dicho que vas a poder hacer el horario que te plazca o que vas a currar 3 horas y vivir como un marajá, perdona que te lo diga así de claro, pero te han engañado. Piensa que vas a tener que echar más horas que un reloj y olvídate de las vacaciones durante unos cuantos años.

¿Fines de semana? Olvídate también de ellos, para ser realistas. No vas a poder visitar un cliente un domingo a las 7 de la tarde, pero seguro que vas a estar preocupado por tal o cual proyecto a esa hora. Dicho lo cual, sí que es conveniente pensar que sería óptimo tener un horario de 9 o 10 horas diarias y empezar y acabar a unas horas razonables. Tal vez esto no lo puedas llevar a cabo, pero para poder compaginar tu vida personal y familiar lo debes acabar haciendo. Te aconsejo que madrugues y empieces a trabajar bien temprano, así ganas unas horas. ¡Eres el dueño de tu tiempo!

7. ¿Qué sueldo tendrás y a cuánto venderás tus servicios? Son dos cuestiones que van un poco de la mano y que cuando uno empieza son tremendas incógnitas. Algunos artículos más abajo en este punto te ayudarán con el coste/hora o coste/jornada. Respecto al sueldo, te sugiero que empieces con una cantidad muy humilde. Piensa qué necesitas para vivir y márcate algo más para poder ahorrar mínimamente. Seguramente, durante algún tiempo no vas a llegar a fin de mes. No obstante, en otros irás sobrado. Guarda los meses buenos para cuando lleguen los malos.

Para algunos sectores en España, hay meses (como agosto o diciembre) que son malos porque la gente tiene en mente muchas cosas excepto trabajar. Piensa que durante el resto de meses tendrás que conseguir suficiente dinero como para llenar la nevera en esos meses malos. Si estás ganando más dinero del que corresponde a tu nómina, guárdalo como un pequeño banco de tu empresa; así dependerás menos de las entidades bancarias (luego hablaremos de estos "amigos"). Si poco a poco vas viendo que tu negocio se consolida, pues ya sabes que puedes subir un poco tus tarifas, así como ponerte un sueldo más decente, aunque siempre con prudencia.

Cuánto tiene que facturar el autónomo para sobrevivir?
http://www.eleconomista.es/firmas/noticias/6510433/02/15/Cuanto-tiene-que-facturar-un-autonomo-para-sobrevivir-Siendo-mileurista-incurre-en-perdidas.html

Cuánto cobrar por una hora de tu trabajo como freelance
http://www.valenciaplaza.com/ver/100953/has-pensado-cuanto-cobrarias-por-una-hora-de-trabajo-como-freelance.html

Calculadora Freelance
http://calculadorafreelance.com/

8. Dótate de herramientas para vender tus servicios/productos. Si eres bueno en lo que haces y tienes ganas de que te compren, lo tienes fácil. Créate un blog, que no te va a costar ningún dinero y explica qué estás haciendo y ayuda a otros a hacerlo. Al principio, tal vez tengas que hacerlo gratuitamente, como muestra de que eres un buen profesional. Pero cuidado, debes tener claro que tu trabajo tiene un precio.

Te aconsejo que te hagas con un buen equipo informático para tu trabajo (yo soy forofo de Apple, así que no te digo más), que contrates un dominio, que te hagas un blog y una cuenta de Twitter, que contrates a un diseñador gráfico y te haga un logo bien guapo y unas tarjetas muy chulas y que trabajes duro para comunicar aquello que haces y que, por tanto, vendes. No tengas miedo a parecer un vendedor: lo eres. Pero no vendas humo, sino un buen producto. La gente sí que valora la calidad.

Herramientas para freelance
http://www.sherpafinanciero.com/herramientas-para-freelance/?utm_source=ReviveOldPost

9. ¿Dónde vas a conseguir a tus clientes? No es buena idea robárselos a la empresa de la que marchas: puedes acabar en los tribunales. Tampoco es buena idea pensar que te van a caer del cielo cuando te registres como autónomo: hay mucha competencia y nadie te conoce. Esto es clave para que tu negocio tenga viabilidad: Internet es tu gran aliado. Todo el mundo que quiere comprar un producto o un servicio busca en La Red; es fácil y gratis. Aunque te tienen que encontrar y tienes que emitir un mensaje optimista y resolutivo como que vas a poder hacer bien tu trabajo. Haz publicidad en Twitter, Google y Linkedin.

10. No mientas. Cuando empiezas no tienes experiencia, pero lo suples con ilusión y ganas y, además, seguramente dispones de una tarifa económica. Lo que no debes hacer es decir que has hecho muchas veces ese trabajo que te piden porque no es verdad y se va a notar en seguida. Sé sincero, aunque eso te suponga perder la venta. Será el cliente que valore tus ganas y tu honestidad el que te va a contratar.

Los errores que no te puedes permitir siendo freelance:
http://www.negociosenauge.net/los-errores-que-no-te-puedes-permitir-siendo-freelance/?utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter&utm_campaign=Feed%3A+negociosenaugenet+%28Negocios+En+Auge+|+Micronegocios+Online%29

11. Sé generoso con tus clientes. He conocido algunos profesionales con grandes conocimientos que han tenido que cerrar el negocio porque trataban mal a sus compradores. Anteponían su forma de trabajar a la demanda del mercado. Está muy bien tener las cosas claras y tener tu propia metodología de trabajo, pero cuidado, debes ser adaptativo con las peticiones de tus clientes, siempre y cuando sean razonables. Y ten en cuenta que en cada país se trabaja de una manera: lo que es válido en USA, por ejemplo, no lo es en España.

12. Con el dinero no se juega. ¿Es solvente tu cliente? Hay empresas como CESCE que van a ayudarte con la labor de crédito y caución. Tal vez el comprador de más renombre, el que piensas que va a ser el cliente de tu vida, está a punto de entrar en bancarrota y te va a hacer un agujero importante en tu liquidez. Para evitar sobresaltos, cobra una parte por adelantado y exige que la transacción sea equilibrada para ambos. Si vendes algún tipo de mercadería que te cuesta dinero cóbrala por adelantado: lo hace todo el mundo. Cuando hayas cobrado, tú la pides, la entregas religiosamente al cliente y todos contentos. No te dé vergüenza exigir estas formas de pago cuando empiezas porque el cliente lo va a entender. Ocurre lo mismo cuando compras un aire acondicionado: primero pagas y, luego, te lo instalan, ¿verdad?

13. Déjate asesorar. Hay un montón de asociaciones de empresarios (no te gusta la palabra empresario, ¿eh? Pues vas a ser uno de ellos). Busca la más cercana y déjate asesorar porque te irá genial. Yo empecé en Cataluña y allí funciona de lujo Pimec.

Si no eres bueno comercialmente, déjate ayudar: de entrada pon anuncios en Google y contrata un comercial. Lo mejor será que todo esto lo pienses bien antes de empezar. Sé de muchos técnicos excelentes que han fracasado porque no tienen visión de negocio.

Déjate asesorar sobre la forma jurídica que más te conviene. En un primer momento, seguro que empiezas como autónomo. Si el negocio crece y vas contratando a personas, probablemente te interese crear una Sociedad Limitada (3.000€ en una empresa no es mucho dinero, créeme). Y si la cosa ya se dispara y pasas a tener bastantes trabajadores o bastante facturación, igual te conviene convertirte en Sociedad Anónima (60.000€).

En estas asociaciones te van a ayudar con tu plan de empresa y te resolverán todas las dudas que te vengan a la cabeza respecto a tu negocio. Deposita tu confiaza en ellas y concéntrate más en  desplegar los servicios o productos que vas a vender.

Cómo pasar de Startup a Empresa
http://economia.elpais.com/economia/2015/06/26/actualidad/1435344470_403275.html

14. Pide ayuda a tus clientes. Pide a tus compradores que te recomienden a sus amigos y podrás ampliar fácilmente tus ventas. Ésta es la forma más natural de crecer. Si trabajas mal, la gente lo dirá y si trabajas bien, también.

15. Crea tu propia red de colaboradores. Está en tus manos decidir con quien quieres tener vínculos estratégicos para la mejora de tu negocio. Seguro que hay buenos profesionales que complementan tu trabajo y a los que no puedes considerar competencia. Esto es muy delicado y seguro que te llevas alguna desilusión por el camino, aunque hay que intentarlo porque puede darte buenos resultados. Si tú das parte de tu trabajo a alguien y ese alguien te da parte de su trabajo a tí, pues tenéis una colaboración win-win fantástica que enriquece a los clientes y os beneficia a vosotros. Y cuántos más colaboradores tengas, mejor.

Guía de networking para el empleo y los emprendedores
http://yoriento.com/2009/06/guia-de-networking-para-el-empleo-y-los-emprendedores-542.html/?utm_campaign=shareaholic&utm_medium=twitter&utm_source=socialnetwork

16. Aprende a decir NO a clientes caraduras. Como todo en esta vida, hay clientes excelentes, buenos, regulares, malos y malísimos. No estás obligado a atender a clientes caraduras. ¿Sabes aquello que pone en los bares de "reservado el derecho de admisión"? Pues aplícalo a tu negocio. Si un cliente te toma el pelo, mándalo a paseo y a por otro. Necesitas energía positiva en tu negocio y no chupasangres.

17. Aparta de tu camino a ladrones de energía. Hablando de energía positiva, procura mantener bien lejos a las sanguijuelas que solo intenten beneficiarse de tí sin darte nada a cambio. De estos también hay unos cuantos. Son la gente gris y negativa que sobra en tu vida y, por supuesto, en tu negocio. A mí me agotan especialmente y me ponen de mal humor en seguida. Como dice el refrán, "más vale ponerse una vez rojo que cien amarillo", así que aplícate el cuento y despacha rápido a los "queridos" chupasangres.

18. No va a ser fácil, pero no dudes de tí mismo. Seguro que si eres bueno y luchas y trabajas duro vas a conseguir que tu negocio prospere. Pero ojo, no va a ser fácil. Hay mucha competencia y los clientes son muy exigentes. Ofrece productos y servicios de calidad. Piensa que el 95% de las empresas no llegan nunca a facturar 100.000€. Lee con atención este artículo donde Daniel Otero  nos marca unas pautas muy interesantes, desde 10 hasta un millón de euros, con las que me siento muy identificado.

No dudes de tus capacidades. Puede ser que los principios no funcionen y que cometas errores: es normal. Aprende rápidamente de ellos, pide disculpas y deja de cobrar alguna factura que te daría vergüenza que te cobrasen a tí. Sé digno y exígete lo mejor.

La consolidación del cero. El 95% de las empresas que se fundan no facturan 100.000€ nunca.
http://danieloterorodriguez.com/2013/09/20/la-consolidacion-del-cero/

19. Si creces, amplía tu plantilla. Tal vez pensaste que estarías siempre trabajando tú solo como autónomo. Pero puede suceder que lo hagas fenomenal y que tengas que contratar más personas a tu cargo. No temas hacerlo. Seguro que si el negocio va bien llegará el día en que estarás enterrado en proyectos y no tendrás ni un minuto libre. Es el momento de pensar en delegar tareas. Da mucho miedo y tal vez te equivoques en la contratación. Pero sé ágil y ten presente que igual que has contratado a alguien, lo puedes descontratar. No dejes que nadie hunda tu negocio. Hay que saber dejar salir a personas de tu empresa para que encuentren el sitio donde serán felices.

Piensa una cosa: nadie va a tratar con tanto cariño tu negocio como tú y nadie va a echar tantas horas y tantas preocupaciones como tú. Además los trabajadores quieren sus vacaciones y sus horarios; como es razonable. Optimiza bien el tiempo y procura que haya ilusión y no mal rollo en tu empresa, porque, de otro modo, la cosa degenerará y acabará con tu negocio.

Y una cosa más al respecto: mira bien la imagen que pongo a continuación. Está en alta resolución, así que bájatela o imprímetela. Cuando le pagas a tu trabajador 1.500€, en realidad la empresa paga 2.019€ en total. Hazlo saber a la persona contratada cuando piense que su sueldo es bajo. Seguro que si le propones que se establezca como autónomo y colabore contigo le temblarán las piernas.

Las empresas deberían invertir en la felicidad de sus empleados
http://tiempodemanagement.com/las-empresas-deberian-invertir-en-la-felicidad-de-sus-empleados/

Salario bruto y salario neto.
http://www.actibva.com/magazine/guias-practicas/el-salario-bruto-y-el-salario-neto

20. Crea un negocio sostenible y respetuoso con la Naturaleza. Estoy muy preocupado por el futuro de nuestro planeta y por la calidad de vida que van a tener mis hijos. Este mundo materialista y capitalista no respeta nada, destruímos los bosques como si fueran nuestros, acabamos con las especies y pensamos que el mar es un vertedero. Creo que todos debemos preocuparnos, en casa, en el trabajo o en nuestros medios de transporte de hacer el menor daño posible a lo que nos rodea.

Bajo mi punto de vista, no podemos disociar nuestra actitud personal y laboral: ambas deben ser coherentes. Intenta que tu negocio sea sostenible. Imprime el mínimo papel posible, utiliza electrodomésticos que sean ecológicos. Cuidado con el uso masivo de vasos o bolsas de plástico. Intenta que la forma de trabajar de tu empresa sea un ejemplo para todos los que la conozcan y trabajen en ella.

Todo esto tiene mucho que ver con cómo nos vemos a nosotros mismos, si como parte de un conjunto o como el centro del universo: cuidado con nuestro ego porque puede acabar con el planeta.

21. Contrata talento. Este consejo es breve pero muy importante. No tengas miedo de contratar a personas mejor que tú. Si contratas medianías, vas a tener un negocio mediocre. En cambio, si contratas a gente brillante con ganas y talento, vas a tener un negocio distinto y con gran futuro. Trata y cuida bien a tus empleados. Aprende de las discrepancias y no las veas como una fuente de problemas, sino como algo que enriquece a la empresa.

22. Tienes un socio: Hacienda. Cuando empieces con tu negocio, vas a ver en seguida que te ha salido un socio sin comerlo ni beberlo. Los amigos de Hacienda van a estar a tu lado para lo bueno ( poner la mano y llevarse una parte de tus beneficios by the face) y para lo malo ( reclamarte los pagos si no cumples con ellos). Traga bilis y piensa que es por el bien de tus conciudadanos, no hay más. Verás que, en general, la administración solo va a dificultar tu trabajo tampoco esperes ninguna ayuda y toma consciencia de que todas las gestiones van a ser un drama. Ver el ritmo con el que comúnmente se trabaja en la administración pública y comprender la papeleta que tienes tú como freelance es lógico que te altere, pero cuenta hasta 100 y procura no matar a nadie :-) Para reírnos un poco de este tema, seguro que es bueno recordar este vídeo que es ya un gran clásico.



23. ¿Bancos? No gracias. Idealmente, tu relación con los bancos debe ser la mínima posible. Debes tener una o dos cuentas bancarias (te recomiendo una solo para el IVA; así no te lo gastas) en las que entrarán los cobros de los clientes y saldrán los pagos para tus proveedores y para los gastos de la empresa: nómina, luz, etc. Procura no pedir ningún préstamo. Los bancos no son la hermanita de la caridad ni ninguna ONG. Si tu negocio va viento en popa, te ofrecerán préstamos que ni siquiera has pedido: recházalos. Si tu negocio va mal y no tienes un duro, verás su verdadera cara. Mantente alejado de ellos todo lo que puedas.

24. Sé honesto, no busques atajos. Con la edad, uno se va preocupando y le van gustando cosas diferentes de cuando era adolescente, ¿verdad? Cada vez valoro más la generosidad de la gente, su humildad e integridad y su coherencia intelectual. Por contra, cada vez me impresionan menos las titulaciones, los bienes materiales, el número de followers o el dinero. He visto en mi sector más de uno y más de diez casos de gente que ha querido prosperar más rápido de lo que tocaba y han caído en desgracia. La honestidad debe prevalecer en todo lo que haces. Si te pegan alguna puñalada, pues perfecto, allá esa persona con su consciencia, pero no pretendas ser más de lo que realmente eres y no trates mal ni a tus clientes, ni a tus trabajadores, ni a tus colaboradores.

Comprando followers en Twitter, por ejemplo, que es algo muy fácil de hacer, lo único que vas a conseguir es engañar a tus seguidores. Y eso no te interesa. Si te marchas de una empresa para montar tu propio negocio, posiblemente serás un magnífico aliado para ella. Conozco algún caso donde el principal cliente del nuevo freelance es, precisamente, su ex empresa. Haz las cosas bien y da ejemplo de honestidad profesional a tus trabajadores. Si vas de listillo haciendo trampas, nadie te va a respetar jamás.

25. ¿Emprendo en España o fuera? Tal vez tienes en mente empezar tu negocio fuera de España. ¿Por qué no? Es una opción para los más valientes, para aquellos que tengáis don de gentes, espíritu aventurero y algo de dinero ahorrado (si sabéis idiomas mucho mejor). En países como Dinamarca, UK o Noruega vas a beneficiarte de sueldos mucho más elevados, aunque no tendrás ni el sol, ni la comida, ni los corruptos que tenemos en España :-) También el nivel de vida es más elevado, claro está, pero seguro que te será más fácil montar tu negocio y que, restando los gastos a los beneficios, el montante que te queda será superior al de aquí. ¿Te merece la pena dejar a amigos y familia y emprender en otro país? Aquí una ayudita en este artículo de Forbes.

Diferencias salariales: Por qué gano más en Dinamarca?
http://www.forbes.es/actualizacion/2699/diferencias-salariales-por-que-gano-mas-en-dinamarca

26. No tengas miedo al fracaso. Siempre habrá algún aguafiestas al que no le haya ido bien su intento de emprender y que intentará chafarte la guitarra. No obstante, escúchale atentamente, analiza el por qué cree que ha fracasado, qué haría ahora para volver a montar su negocio, cómo lo haría y qué cambiaría.

Por otra parte, en la situación de emprendedor te vas a sentir solo, es la llamada soledad del freelance sobre la que puedes leer en este artículo. En ocasiones te parecerá que eres tú contra el mundo, pero no te preocupes ni montes paranoias en tu cabeza. Si trabajas y ofreces un producto o servicio que funciona y se vende, vas a triunfar. En USA, si montas un negocio y fracasas, eres un emprendedor y un valiente, aunque aquí en España eres un fracasado. Espero que esto cambie con el tiempo, pero no dejes que te pare si estás convencido de que tu idea es buena.

La soledad del freelance
http://www.forbes.es/actualizacion/2777/la-soledad-del-freelance

En España no se emprende por miedo al fracaso
http://goo.gl/6YeISG

27. Ten claros los pasos para crear tu empresa. Si estás familiarizado y te gusta ir a las administraciones a hacer gestiones, te podrás ahorrar un dinero. Pero tal vez te interese más contratar los servicios de una gestoría de confianza (¡la de tu pueblo o barrio puede ser perfecta!) y que te ayude con el quebradero de cabeza que significa montar un negocio. Debes estar al corriente con las administraciones y tener todos los papeles en regla, porque sino vas a montar un castillo de naipes que se irá al garete a la primera de turno. Aquí tienes una guía que te puede ayudar:

Guía de trámites para montar una start-up
http://blog.infoempleo.com/blog/2014/12/11/tramites-para-montar-una-start-up/

28. Sin socios, mejor. Esto es muy subjetivo, por supuesto, pero os doy mi visión del tema. He visto fracasar muchos proyectos porque los socios fundadores no se han puesto de acuerdo. Si puedes emprender solo, genial. Cuando las cosas van mal es fácil que los socios se culpen mútuamente. También es fácil que uno tenga la mano larga con el dinero o, simplemente, que en seguida te des cuenta de que esa persona es genial para ir de copas, pero que como socia es inadecucada.

Además, algo muy importante en la empresa es la simplicidad: la toma de una decisión no debe eternizarse esperando la aprobación de diversas instancias. Si eres el único socio, vas a tomar las decisiones de forma clara; de la misma forma que si son inadecuadas también sabrás a quién culpar. Decía Descartes que una idea creada por una sola persona siempre es más pura y brillante que una desarrollada por varias; en este caso creo que se aplica muy bien.

29. Formación continuada. No dejes nunca de aprender sobre el mundo de tu negocio. Aunque seas muy bueno en lo tuyo, seguro que otros puntos de vista aún te pueden enriquecer más. Aprende de la competencia, aprende de los clientes, aprende de expertos de otros países. Que no te dé pereza invertir en formación para tí y para los tuyos. Éste es el mejor regalo que puedes hacerle a la empresa. Aplica lo que obtengas de la formación, materializa los conocimientos y que éstos hagan funcionar a tu compañía un poco mejor.

30. Sé feliz. Has emprendido, estás en una aventura apasionante. Sonríe a la vida y sé feliz. Seguramente no vas a convertirte en la persona más rica del mundo, ni siquiera de tu barrio o de tu pueblo. Pero vas a vivir de tu propio negocio y eso es una razón sobrada para ser feliz. ¡Enjoy Life!

¡Bienvenido al mundo de los emprendedores!

21 de agosto de 2015

Roger Hodgson y Supertramp.

Este mes de agosto tuve la oportunidad de asistir a un concierto de la gira de Roger Hodgson 2015 World Tour en Port Adriano, en la isla de Mallorca, donde actualmente resido como sabéis muchos de vosotros. Las fotos que podéis ver en este artículo son de ese concierto, y podéis ver una reseña completa del mismo aquí.

Yo crecí en los años 70 en un entorno muy humilde pero con la gran riqueza que los libros (de la biblioteca) y la música (la mayoría de la radio) me proporcionaban. Así crecí entre otros con Supertramp, Vangelis, Mike Oldfield, The Beatles, Dire Straits, Pink Floyd, Jethro Tull, Jimi Hendrix y un largo etc.

Escuchar a tanto genio junto tiene efectos secundarios terribles, pues luego pones la radio y no te gusta nada :-)

Recuerdo de pequeño que cuando escuchaba una cinta completa de Supertramp pensaba que habían canciones que me gustaban más y otras que me gustaban menos, sin darle mayor importancia. Como cualquier niño inocente pensaba que las composiciones las hacían a medias Rick Davies y Roger Hodgson y me los imaginaba allí codo a codo componiendo, igual que Lennon y McCartney, no? :-) Imaginaba, en ese pensamiento infantil tan inocente que a lo mejor uno escribía lo que tocaba el batería y otro lo del bajo y que las letras las escribían a medias :-)

Tras la separación de Supertramp en seguida me dí cuenta que mis gustos musicales van más por el lado de Hodgson que por el de Davies. No quiero decir nada malo de Rick Davies pues al final todo son gustos musicales y para gustos los colores. Máxime no quiero que nadie se tome a mal o vea como una falta de respeto mis comentarios sobre Richard Davies sobretodo ahora que está recuperándose de un proceso cancerígeno que le ha llevado a cancelar la gira Forever Tour 2015.

Así pues soy muy fan de Supertramp, pero desde que se separaron soy mucho más fan de Roger Hodgson que de la parte que ha quedado de Supertramp que a nivel compositivo es básicamente Rick Davies. Veo a Roger como un compositor más genial y a Rick Davies como un compositor muy bueno pero más repetitivo y menos profundo. De hecho ambos se echan en cara sus estilos de vida en Child of Vision (Roger le afea a Davies su materialismo) y Casual Conversations (Rick se queja de que Hodgson le hace sentir inferior) podéis leer algo más al respecto en este excelente artículo.

Hay una página muy reveladora en la web de Roger Hodgson donde se indican qué canciones de Supertramp escribió uno y el otro: Supertramp's Songwriters. Solo hay dos canciones escritas conjuntamente que son School y Just a Normal Day, esta última una de mis favoritas.

Poder asistir a un concierto de Roger que ahora tiene 65 años, es un regalo impagable. Tiene una voz extraordinaria, toca como los ángeles y rodeado de una banda de rock suena genial. Para mi gusto mejor que con la banda sinfónica que le ha acompañado en algunas giras. Poder disfrutar de esta música de los 70 y los 80 con la madurez que uno ya tiene evoca, sin duda, miles de recuerdos y es una auténtica gozada.

El repaso que hace por toda su creación es bestial, inenarrable. Tanto las canciones que compuso para el grupo como las publicadas en solitario son increíbles. Tiene muchas más compuestas pero no las publica. Yo le animaría a hacerlo directamente en Spotify para que sus fans las podamos escuchar miles de veces :-)

Por cierto que debo ser el único fan del mundo que echa mucho en falta algunas de las canciones de los dos primeros discos. Me ha faltado, por ejemplo Try Again, una de mis favoritas de Roger.

Escuchar en directo, por ejemplo Fool's Overture es brutal y así con cada una de las canciones.


Fue un concierto minoritario, su nombre no tiene tanta tirada como Supertramp, lógicamente. La mayoría de los espectadores eran turistas ingleses y alemanes. Miraba a mi alrededor y veía a gente de 50, 60 y 70 años, muy pocos jóvenes. Somos viejunos ya :-)

En todas las intervenciones que hico Roger, que no fueron pocas, mostró su caracter apasionado en defensa de la Naturaleza y la espiritualidad. Preguntarnos que qué querríamos hacer en caso de ser capturados para vivir en un Zoo, si morir o vivir encerrados de por vida me trae a la memoria los recuerdos que siempre tengo cuando visito un lugar donde hay tantos animales encerrados...

Es indudable que Rick tiene algunas composiciones geniales como Crime of the Century, Asylum, another Man's Woman (la sintonía de Informe Semanal durante años). Sin embargo el grueso de canciones excelentes de Supertramp, bajo mi punto de vista, claramente son de Roger Hodgson: Fool's Overture, Child of Vision, Babaji, Even in the Quietest Moments, A Soapbox Opera, Hide in Your Shell, Sister Moonshine, Take the Long Way Home, Breakfast in America, It's Raining Again, Dreamer, Give a Little Bit, The Logical Song son las grandes estrellas del grupo.

De hecho Rick Davies rompió un acuerdo verbal con Roger sobre no interpretar las composiciones del otro. Es lógico porque si alguien va a ver un concierto de Supertramp y no escucha ninguna de las canciones que os he enumerado antes va a sentir una tomadura de pelo. Debe ser muy triste para Rick Davies ver que las canciones más aplaudidas de los conciertos de Supertramp han sido precisamente las de Roger Hodgson.

Si os gusta Supertramp y queréis vivir todas las sensaciones de sus conciertos en directo nada mejor que ir a ver a Roger Hodgson en uno de los conciertos que está haciendo por todo el mundo. No os arrepentiréis. Larga vida Roger!