© Josep Ros. Con la tecnología de Blogger.

10 claves para acelerar tu negocio desde las TIC

Queridos amigos, aquí estamos de nuevo con un post sobre cómo acelerar nuestro negocio utilizando el departamento TIC.

El mundo, lamentablemente, va a una velocidad mayor de la que a muchos nos gustaría y las empresas se tienen que adaptar a ese ritmo o, por el contrario, ver que la competencia les avanza y pierden ventas y competitividad.

Nos guste o no, la tecnología tiene una importancia determinante en la mayoría de las empresas y, bien aplicada, lo está cambiando todo, centrando mucho más el enfoque del servicio sobre el usuario (por ejemplo Cabify vs taxis tradicionales) 

Tradicionalmente el departamento TIC era una isla dentro de la organización, normalmente aislada, de la que solo se acordaban desde dirección cuando algo funcionaba mal, no había correo, o los resultados eran malos y podía ser un cajón de sastre al que criticar la propia incompetencia.

Por suerte cada vez más los departamentos TIC se alinean con la dirección corporativa y ayudan a las empresas en su evolución.



Hoy os sugiero 10 puntos sobre los que hacer foco para mejorar la competitividad de nuestra empresa. Dependiendo de la madurez tecnológica de la empresa, tendremos ya realizados unos pocos o la mayoría. 
Espero que os sirva de ayuda. ¡Vamos allá! 

Mis 10 consejos para acelerar vuestro negocio desde las TIC son:

1.              Equilibrio entre beneficios e inversión TIC. Os sugiero que leáis este artículo de la Universitat Oberta de Catalunya sobre qué se debe invertir en una empresa en informática. Este es un punto importantísimo y determinante, pues la decisión que tomemos nos va a condicionar muchos de los puntos siguientes. Si nuestra empresa está mal posicionada en el mercado y estamos con problemas de liquidez, cobros, etc. va a ser muy complicado poder acometer una gran inversión, obviamente. En cualquier caso habría que recordar la frase de Albert Einstein que decía: «Una locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener resultados diferentes. Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo». Obviamente tenemos que saber en qué estamos invirtiendo y por qué hacerlo. De poco nos va a servir gastar dinero sin un buen plan estratégico que utilice la informática para ayudar a posicionar a la empresa mejor, perfeccionar el ciclo de producción, mejorar la venta online, etc.    

2.              Departamento TIC alineado con dirección. Es capital que el departamento TIC no sea algo residual, un lugar que solo es origen de gastos para la empresa sin mucho sentido para el Consejo de Dirección. TIC debe estar presente en la toma de decisiones de la empresa de una forma activa, no solo como una figura decorativa o para dar sensación de modernidad. Efectivamente el responsable del departamento o CIO debe ser una persona que tenga la capacidad de ver cómo realizar la transformación digital de la empresa con las herramientas que tiene o que se van a adquirir. Hace falta también que esta persona, que es clave en el éxito/fracaso de la empresa, tenga buenas dotes comunicativas y sepa traducir la nomenclatura infumable del mundo TIC al lenguaje de las ideas de negocio. Con un buen departamento TIC, todo va a ir sobre ruedas en la empresa. Las inversiones tendrán retorno muy rápidamente y se verá la mejora en pocos meses.

3.            Sistema sobredimendionado. Siempre aconsejo que el sistema TIC esté sobredimensionado. No hay cosa peor que todos los trabajadores de la empresa tengan problemas de espacio para almacenar sus ficheros, tengan problemas al mandar o recibir correos, etc. etc. Esa frase tan recurrida últimamente de que la tecnología debe ser transparente al negocio, se hace realidad cuando la informática no es noticia y nos podemos centrar en desarrollar negocio.

4.               Simplicidad en la gestión del entorno. Los que habéis seguido mi blog, (que ya tiene más de 10 años) sabréis que siempre he sido un defensor de la simplicidad como un valor poderosísimo para el departamento TIC y, por ende, para la compañía donde trabajamos. Si dejamos de escuchar los cantos de sirena de tantos y tantos fabricantes que nos quieren vender su producto que, probablemente, solo será una capa más de complejidad para nuestro día a día y un punto más de fallo, y nos centramos en tener pocos y buenos productos, gestionados de una forma sencilla y plausible para los recursos humanos que tenemos en el departamento, estaremos construyendo un entorno de trabajo sostenible y agradable para todos. Esto es un gran valor que hay que proteger y por el que, sin duda, merece la pena luchar.    

5.            Cabinas de discos flash. Las experiencias en los clientes de Ncora implementando cabinas de discos flash (acelerados por hardware, no SSD) que nos permiten tener 50.000 IOPS por cada disco y una latencia sostenida en el tiempo y garantizada de menos de 1 ms, es la diferencia entre trabajar con ciertos tiempos de espera a hacerlo en tiempo real. Es como pasar de trabajar con un disco SATA mecánico en un portátil a hacerlo con un disco de estado sólido; este simil no es bueno, pero seguro que sabéis de la experiencia de la que os hablo. Esta inversión es, probablemente, la más espectacular que podamos hacer para nuestro negocio. Todos los trabajadores, lo digan o no, van a ver cómo pueden trabajar de una forma mucho más rápida y centrarse mucho más, también, en los resultados. Los tiempos de pérdida de tiempo porque “los sistemas no van o van lentos” se acabarán con esta inversión.    

6.          Equipo TIC motivado. Que el personal de la empresa esté motivado es capital para que el negocio prospere y sea sano. Recursos humanos es un departamento clave para que nuestro negocio sea sano. En la parte que nos toca, haremos bien de preocuparnos por la motivación de nuestro departamento. En realidad, no es muy difícil alinear las necesidades de la empresa y las mejoras que debemos realizar en las personas que integran nuestro equipo. Imaginad que nuestro negocio necesita implementar bases de datos No SQL y no tenemos a nadie preparado. Será genial buscar un par de voluntarios a los que les encante formarse en esas tecnologías. Una vez finalizado el proceso de adquisición de conocimientos tendremos a personas motivadas al frente de ese pequeño o gran cambio para nuestra empresa. Y sí, el sueldo también es importante y debe lucharse para que todo el mundo cobre según el valor que aporta.

7.             Implementar un Disaster Recovery activo-activo. Si nuestra empresa está en ese punto de madurez empresarial que le permite tener un DR, tenemos que aprovecharnos de esa situación e implementar un DR activo-activo. Esto va a permitir tener servicios productivos en ambos CPDs y va a complementar el punto 3 de sobredimensionar nuestras necesidades. Si implemetamos un DR moderno, en pocos minutos tendremos todos los servicios levantados de nuevo en caso de una caída de uno de los CPDs. La justificación de esta inversión es muy fácil: continuidad de negocio e impacto sobre la marca en caso de que no lo tengamos previsto. Por desgracia solo se implementa cuando hay un susto importante en la empresa, sino acaba con ella. 

8.            Formación continua. Debemos formar a todo el personal de la empresa (y también a la gente de nuestro departamento TIC) de forma continuada. Muchos fallos del negocio vienen derivados de una mala formación. Formar a los trabajadores es ponerles en valor, tenerlos en cuenta como personas que forman parte de la organización y, además, un buen sistema para ver cuán agradecidos son los trabajadores con la inversión que en ellos se realiza. Un ejemplo práctico de lo que os comento sería los problemas que hay cada día en las empresas de todo el mundo con el Ramsonware o virus que cifra archivos corporativos y hay que tirar de copia de seguridad para recuperar la información. Se recibe un mensaje que nos envía un fichero zip y dentro del zip un programa a ejecutar. Demasiadas pistas y demasiados fallos de seguridad que se podrían solventar fácilmente con una formación específica en la que le expliquemos a nuestros trabajadores qué es un archivo, qué es una extensión, qué es un fichero zip y qué es un fichero exe y qué no debemos hacer bajo ningún concepto. Sin embargo todo el mundo protesta de lo patanes que son los usuarios y nadie hace nada por solventarlo (incluidos los propios usuarios finales)  

9.             VDI. Los escritorios virtuales ya no son ninguna novedad en el mercado, pero su introducción es muy lenta debido a la gran inversión que supone cambiar el paradigma. Algunas empresas incluso, tras un largo estudio de un par de años, acaban tirando la toalla y comprando PCs con Windows 10. El problema es que alguna competencia sí que hará el esfuerzo, implementará VDI y tendrá un sistema de trabajo mucho más dinámico donde podrá implementar cambios de metodología de trabajo a un ritmo drásticamente más veloz que la que ha tomado la decisión de seguir con el modelo tradicional de usuario-PC.

10.           Seguridad. Aunque ocupe el último lugar en esta lista, la seguridad tiene una importancia capital en nuestra empresa, particularmente si trabajamos con un negocio online. Afortunadamente cada vez es más fácil hacer estudios basados en ataques de hacking ético que nos indiquen qué debemos mejorar en nuestra seguridad, sea a nivel de arquitectura o a nivel del software que tenemos implementado para evitar fugas de información. También por desgracia, esto no se acomete hasta que no tenemos un susto o vemos que al vecino le han cortado las barbas. Seamos responsables y hagamos la inversión necesaria en seguridad que proteja los datos corporativos. 


Espero que os haya sido de utilidad este artículo y espero vuestros comentarios. ¡Gracias por la lectura!

No hay comentarios:

Consulta Técnica

[Consulta Técnica][bleft]

Virtualización

[Virtualización][twocolumns]

Naturaleza

[Naturaleza][grids]