© Josep Ros. Con la tecnología de Blogger.

El corte de la mortadela y la atención al cliente.


Siempre me ha encantado la mortadela, tanto con olivas como sin. Y en algo tan simple como el corte se ve si quien te está atendiendo es o no un buen profesional. Si ves que quita el plástico protector y te pregunta cómo quieres de fino el corte es tu día de suerte. Vas a irte a casa con la mortadela preparada para sacar del papel y ponerla encima del pan con tomate y aceite virgen extra (o en su defecto cualquier otra combinación).

Si por contra te atiende alguien que no se emociona con su trabajo, lo cortará como él crea (si es vago pues lo más grueso posible para acabar antes) o bien según su parecer propio, sin importarle demasiado cómo el cliente lo desea. Abriremos el papel y tendremos que ir buscando, en cada loncha, el molesto plástico que si nos lo encontramos en un bocado nos hará pasar un mal rato.

Si el cliente es el centro del servicio, el éxito está garantizado. Si por contra el cliente es una molestia, el fracaso venderá.

No hay comentarios:

Consulta Técnica

[Consulta Técnica][bleft]

Virtualización

[Virtualización][twocolumns]

Naturaleza

[Naturaleza][grids]