© Josep Ros. Con la tecnología de Blogger.

Uso y abuso de las Redes Sociales en el trabajo


Indudablemente, la vida se ve distinta con el paso de la edad y la evolución personal y laboral. No hace mucho, con un compañero de trabajo, visitábamos un cliente y, al mirar dentro de la oficina vi unas cuantas decenas de personas trabajando, probablemente un centenar, y comenté: “Madre mía, cuántas nóminas a pagar”.
                              
Me sucede en ocasiones que al ir a visitar empresas de las grandes capitales, normalmente multinacionales, encuentro una décima parte del personal en la calle o en la puerta de la oficina fumando. Imaginad ese cuarto de hora de bajar, hacer el piti y subir; multiplicado por todos los días laborables y por todos los trabajadores que fuman. Da para pensar…

Pero en este artículo quiero escribir sobre el uso de las Redes Sociales y cómo se utilizan en el trabajo. No me interesa tanto hacer una aproximación desde perspectivas legales y analizar las normas que sancionan el abuso de las RRSS como comentar, desde el sentido común, qué me parece adecuado hacer con este fenómeno al que tal vez ya no podamos calificar ni de nuevo, ¿verdad? Se trata, por tanto, de mi opinión, nada científica y que podéis comentar y criticar sin piedad J

En Ncora tenemos a más de la mitad de la plantilla haciendo teletrabajo, bien sea en un proyecto en casa del cliente, bien sea en el propio domicilio de nuestros compañeros. Basamos la relación laboral en la confianza mutua. Twitter, por ejemplo, es genial, porque vas viendo qué hace cada uno. También nos comunicamos mucho por chat y es una forma excelente de sentirnos unidos como equipo. Obviamente, no busco nunca el control del trabajador con el ánimo sancionador, sino más bien todo lo contrario: saber que todos están bien y ayudarles en un momento determinado si está en nuestras manos.


Y luego está el equipo de personas que trabajamos en la oficina de Sóller, que tiene que convivir con los jefes J Obviamente, dado que hay que tratar a todo el mundo de la misma forma, si no se persigue el mal uso de las RRSS de los teletrabajadores, tampoco hay que hacerlo con los compañeros que tenemos justo al lado.

Algún cliente al que hemos implementado soluciones de seguridad para el control de acceso a Internet nos ha comentado que era terrible el número de horas que muchos trabajadores y también jefes pasaban conectados a redes sociales como Facebook. Al cortarse el acceso a éste, hubo una pequeña revolución en la empresa y las quejas fueron generalizadas. Obviamente, nada de lo que se hacía en Facebook era productivo para la empresa, así que la discusión se acabó rápido. Ahora bien, no tengo claro que la prohibición total sea el mejor método para hacer las cosas.

Seguramente todos tenéis Whatsapp. Yo debo ser de las pocas personas que quedan en territorios civilizados que no utilizan este servicio. Visto en positivo, el uso de este sistema de comunicación puede ser genial para alguien que lo utiliza de una forma responsable: puede saber si su hijo está bien si ayer tenía unas décimas de fiebre, puede aprovechar para felicitar el cumpleaños a un familiar/amigo, y puede incluso planificar la cena con sus seres queridos. Todo esto, bien empleado, son pocos minutos al día que se dedican en horario laboral. Pretender cambiar esto creo que es equivocado y que nos va a abocar a un problema con los trabajadores.

Ahora bien, imaginemos el mismo caso anterior pero en el que el trabajador hace un uso abusivo de la herramienta: tiene puesto todos los sonidos para amenizar a los compañeros de trabajo los centenares de notificaciones, está enganchado al whats y no deja de leer ni de responder ni un mensaje. Si sumas las horas dedicadas casi vale más que no vaya a trabajar. Además, las interrupciones de las tareas que debe realizar no van a incidir nada positivamente en su tarea diaria, cometerá más errores y perderá la concentración en temas claves.

Creo, por tanto, que no hay que prohibir taxativamente esta red social, aunque tampoco ser 100% tolerante con usos abusivos de la misma. Estaría bien hacer advertencias puntuales a las personas que estén más enganchadas a estas tecnologías o sentarnos con ellas y comentarles que ‘se están pasando’ y que convendría que cambien su actitud si quieren seguir trabajando en la empresa :-)


En mi generación, la mayoría de trabajadores tenían un gran compromiso con el trabajo y se vigilaba mucho el no hacer el tonto, la impuntualidad o las bajas no justificadas. Sin embargo, lo que veo en las nuevas generaciones es bastante sorprendente y no en positivo, precisamente. Parece que la escala de valores ha cambiado radicalmente y el trabajo no está entre las prioridades vitales de los jóvenes. Hablo siempre de forma genérica, claro está. Tengo la fortuna de tener muchos compañeros y compañeras jóvenes en Ncora que son personas muy responsables y profesionales y que sí que valoran el trabajo como algo importante.

Existen redes sociales privadas como una que adquirió hace unos años vmware llamada Socialcast (gratis hasta 50 usuarios). Es una buena idea para que los trabajadores se comuniquen entre sí y es muy positivo para la empresa que se estrechen lazos personales.

Al final, como todo en esta vida, la solución a los problemas es muy sencilla: compórtate en el trabajo con la misma ética que lo haces en tu casa. Seguro que no tendrás problemas ni causarás problemas a compañeros ni a jefes de tu empresa. Sé un buen profesional y da ejemplo con tu actividad diaria. Ahora bien, si eres un desastre ético en casa…

Y vosotros, ¿qué opináis sobre las RRSS y su uso en el trabajo? ¿Pensáis que se abusa? ¿Creéis que debemos ser más permisivos? Seguramente un viejuno como yo que se acerca a los 50 es muy estricto y me gustará escuchar la opinión de los millenials, a ver qué decís. Espero que no sea “puede usarse Facebook 7 horas al día en el trabajo y luego una para trabajar, si eso” :D

¡Hasta el próximo post!

4 comentarios:

Toni Serrano dijo...

Hola Josep,

Muy buen post y real como la vida misma. Me ha sorprendido leer que utilizáis Twitter para "saber" que hace cada uno. ¿Como? ¿De que manera lo hacéis?

Un saludo.

José Manuel Hernández dijo...

Hola Josep!

Yo discrepo un poco al respecto del post en lo que al cigarrillo y las RRSS se refiere (que conste que no soy fumador :-)). Pienso que en nuestro bendito sector de las TIC ya de por si se echan innumerables horas extras no remuneradas (salvo pocas empresas) como para impedir que una persona salga a fumar su cigarrillo o use puntualmente RRSS. Para mí, como responsable de equipo que he sido, lo importante es que el trabajo esté a tiempo, es decir, trabajar por objetivos no por horas sentado. Otra cosa sería si la persona no responde o no hace su trabajo, entonces mejor largarlo.

Si alguien hace su trabajo con creces y cumple no me importa que salga a fumar un pitillo cada hora o que de vez en cuando le mande un Whatsapp a su chati.

¡Saludos!

Josep Ros - Ncora dijo...

Muchas gracias por los comentarios!

Toni, no existe un control preciso, simplemente que vamos diciendo qué estamos haciendo, si llegamos al cliente, etc. y unas veces por chat otras por twitter sabes que todo el mundo está bien y sin incidencias, ya te digo que no es un tema de "control" de los trabajadores.

José Manuel, no me refiero tanto a la gente del departamento técnico como algo en general. Cómo valorar a alguien que trabaje de informático, por suerte o por desgracia es algo que el primer día ya percibes y tiene fácil solución: o se pone las pilas o a la puta calle :-) Efectivamente a consultores, ingenieros, técnicos, no hay que estar vigilándoles las horas que hacen porque siempre pringan más. Sin embargo a personal que hace sus 8 horas ricamente en la oficina sí que entiendo que hay que valorar y exigir un compromiso con el trabajo.

Un abrazo!

Enric M. dijo...

Como siempre, nada es malo si no se abusa. El problema viene cuando, entrando y saliendo puntualísimo, alguien está 1/2 hora con el bocadillo, sale cinco veces a fumar y además, pendiente no sólo de las RRSS sino que está bajando películas! (Los reports no mienten)

Por eso, las herramientas de filtrado que permiten a los usuarios disponer de un tiempo limitado a lo largo del día y en el momento que ellos escojan, son una buena solución.

Saludos,

Consulta Técnica

[Consulta Técnica][bleft]

Virtualización

[Virtualización][twocolumns]

Naturaleza

[Naturaleza][grids]