© Josep Ros. Con la tecnología de Blogger.

El ciclo de renovación de las infraestructuras en la empresa española

Queda todavía mucho trabajo por hacer respecto la educación de los empresarios y el concepto de renovación tecnológica de sus compañías.

Primer ordenador utilizado en la UIB (Palma de Mallorca)

Parece claro que hay que renovar la flota de coches, normalmente por renting, cada x años. También que hay que renovar los móviles cada poco tiempo, así como la maquinaria que se utiliza en la empresa para producción, si es el caso. Sin embargo, cuesta mucho hacer entender a los empresarios que es absolutamente necesario para la salud del negocio la renovación de los sistemas TIC.

Por este motivo, os voy a dar 10 consejos que en mi opinión son básicos respecto a algo tan crucial para la competitividad de las empresas españolas:

1. Invertir en TIC mejora el negocio. Quiero empezar animando a los empresarios: invertir en TIC es directamente proporcional a la mejora del negocio y su competitividad. Evidentemente, la inversión debe realizarse con un buen criterio de conocimiento del estado de la empresa y de su evolución en los próximos 5 años. También debe contarse con un buen asesoramiento externo que nos recomiende sobre los elementos hardware y software que mejor se adapten a nuestras necesidades corporativas.

2. Calidad de trabajo de los usuarios. ¿Cuántas nóminas pagamos? Esos trabajadores que están delante de un ordenador, portátil o thin client; introduciendo y consultando información durante toda su jornada laboral; van a trabajar mucho más eficazmente y, por tanto, van a dar un resultado mucho mejor en su día a día si los sistemas están actualizados. Vamos a ser, por tanto, más competitivos y los clientes nos van a percibir como una empresa dinámica y solvente a nivel técnico.

3. Fabricantes consolidados. Está muy bien experimentar y en Ncora nos gusta mucho ver productos nuevos y probarlos en nuestros laboratorios. No obstante, a la hora de recomendar soluciones para empresas hay que ser cautelosos y debemos favorecer a fabricantes que tengan un recorrido claro en los próximos años, que dispongan de un servicio técnico de proximidad en nuestro país y que ese servicio técnico sea solvente, dado que va a ser crítico para no quedarnos encallados ante cualquier migración o problema que pueda surgir.

4. Renovación cada 5 años. Entiendo que si esto lo lee algún empresario le puede dar un patatús, pero es así. Tenemos que renovar nuestros servidores y cabinas, a más tardar, cada 5 años. Evidentemente, lo podemos cambiar cada año si vamos muy sobrados de dinero o si realmente la velocidad es crítica en nuestro negocio, pero no hay que pasarse. Igualmente me diréis que tenéis algún servidor en vuestra empresa o en la de alguno de vuestros clientes que tiene más de 5 años. Yo os presento este equipo de 17 y que todavía está en producción: a punto de alcanzar la mayoría de edad y marchar de casa. Obviamente carece de soporte y de capacidad de reparación garantizada.

 
Sistema de finales del siglo XX aún en producción.

5. Partner de confianza. Está claro que todos buscamos profesionales que nos proporcionen el mejor servicio posible, ¿cierto? Conseguir tener un proveedor de confianza supone un gran triunfo, pues sabemos que va a conciliar su beneficio empresarial con el esfuerzo de hacer un traje a medida de nuestras necesidades. Si tienes un electricista o fontanero que te atiende rápido y te cobra algo razonable, hay que guardar en buen lugar su teléfono, pues nos va a ser de gran utilidad. En TIC sucede lo mismo: encontrar un partner que anteponga los intereses del cliente a su interés puramente comercial puede ser un rara avis.

6. Hardware con 5 años de vida útil. Es importante que tengamos el compromiso por parte del fabricante de que aquel hardware que hemos adquirido dispone de un plan de mantenimiento adecuado durante los próximos 5 años. Yo recomiendo directamente adquirir el hardware con 5 años de mantenimiento incluídos. Es algo más de inversión inicial, pero sin duda va a permitir que durante ese tiempo nos olvidemos de gestiones administrativas engorrosas de renovaciones, de encontrarnos sorpresas con incrementos de precios, además de tener garantizada cualquier reparación de nuestro sistema y de tener formalmente asegurada su la ampliación. Suele ser también más económico adquirir 5 años de garantía que 3 + 1 + 1.

7. Sobredimensionar la inversión. Normalmente, y especialmente en estos años de crisis, cuando preguntamos qué previsión de crecimiento tiene la empresa, se nos suele decir que poca o ninguna. Aunque pasados unos meses o unos años resulta que se han contratado a más personas o tal vez incluso se ha adquirido una pequeña empresa de la competencia. Si hacemos una inversión importante cada 5 años, conviene sobredimensionar nuestros sistemas tanto en capacidad como en potencia; así nos aseguramos al menos un par de añitos de tranquilidad. Luego, obviamente, tenemos que valorar si nuestro hardware es adecuadamente ampliable e intentar no ir muy justos en la relación potencia del hardware vs necesidades del negocio.

8. Partida para ampliaciones. En el mejor de los casos, cuando realizamos la inversión tenemos en posesión nuestro sistema con sus 5 años de garantía incluída: ¡eso es genial! Pero seamos cautos y pidamos una partida para ampliaciones durante los 4 siguientes años; casi seguro que la utilizaremos.

9. Alineación con el negocio. Tenemos que hacer una invesión en una plataforma tecnológica que esté alineada con nuestro negocio. Está genial todo lo que sale cada año al mercado de novedades y equipos que valen un potosí, pero debemos tener la mente fría, pisar bien con los pies en el suelo y confeccionar un traje a medida para nuestras necesidades. Por ejemplo, la cabina, que suele ser el coste mayor en hardware de una organización, seguro que el fabricante por el que nos hayamos decantado dispondrá de varias gamas de producto: nuestra labor como responsables de informática consiste en saber encajar las necesidades de nuestra empresa en las prestaciones que ofrece esa línea de producto.

 10. Pensar en el futuro. Durante los 5 años que nuestra inversión se amortiza, sobretodo los últimos dos años, tenemos que pensar qué novedades hay en el mercado y cómo vamos a realizar la renovación de nuestro sistema antiguo. Parece mentira lo rápido que pasan los años y los lustros. Por este motivo tenemos que anticiparnos y prever con tiempo cómo y con qué sistemas realizar la renovación.

Espero que estos consejos te hayan servido. ¿Echas de menos alguno? Agradeceré tus comentarios.

¡Hasta el próximo post!

No hay comentarios:

Consulta Técnica

[Consulta Técnica][bleft]

Virtualización

[Virtualización][twocolumns]

Naturaleza

[Naturaleza][grids]