© Josep Ros. Con la tecnología de Blogger.

30 consejos para emprendedores

Hace días que quería escribir ordenadamente mis consejos para aquellos valientes que se lanzan a la aventura de montar su propio negocio. Todos los consejos que aquí voy a plasmar reflejan mi experiencia como ex trabajador de la empresa pública -funcionario de carrera-, después freelance y ahora como empresario. Una evolución algo peculiar, pero que me ha otorgado un conocimiento bastante amplio y que ahora me permite opinar con criterio.

Los consejos que voy a daros son aquellos que me hubiese gustado recibir cuando yo empecé. Iré acompañandolos con algunos artículos que me han parecido significativos y que pueden complementar bien mis explicaciones.


Siempre he considerado que un emprendedor es aquella persona que quiere montar su propio negocio. Desde el momento en que tienes en mente hacerlo ya lo eres, aunque todavía no tengas los papeles de la empresa arreglados. Tal vez pasen años hasta que montes tu negocio, pero ya hay un emprendedor dentro tuyo queriendo salir :-)

Quiero felicitarte por tu decisión y darte muchos ánimos. Es fantástico ese momento en que te enfrentas a un futuro del que tú tienes las riendas y que, si lo haces bien, te va a permitir ganarte bien la vida con tu propia empresa. ¡Seguro que si quieres puedes! Que nadie te agüe la fiesta. ¡Vamos!

Las opiniones que aquí lanzo son consejos surgidos de mi buena voluntad y experiencia. Si quieres hacerme alguna consulta adicional estaré encantado de responderte en josep.ros@gmail.com. Así mismo, agradeceré mucho tus comentarios en este mismo post.

Mi experiencia aflora del mundo TIC y está ubicada en España, aunque creo que mis pensamientos pueden serviros tanto si vivís fuera de mi país, como si queréis montar un negocio que nada tenga que ver con el mundo de las tecnologías de la información.

Siempre he creído que quien tiene ganas de trabajar y le apasiona lo que hace tiene un futuro profesional brillante, aunque tal vez a largo plazo. Pongamos un ejemplo sencillo: necesitas un fontanero y viene alguien que te hace el trabajo correctamente, te cobra una cantidad razonable y te trata educadamente. No solo le querrás volver a contratar, sino que le recomendarás, ¿verdad? Pues ese fontanero debes ser tú en tu ámbito de negocio.

Así que si quieres probar la aventura de ser emprendedor, aquí van mis consejos y, desde ya, ¡muchos ánimos, seguro que te irá genial!

1. Pregúntate si no es mejor que te quedes como trabajador contratado. La pregunta que tienes que hacerte es "¿Realmente quiero ser autónomo/freelance/profesional liberal?" Tal vez tengas un cabreo con tu empresa, o estés a disgusto con tu jefe o con algún compañero de trabajo. Pero ¡cuidado!, tomar la decisión de lanzarte a la aventura de trabajar por tu cuenta es muy serio y no debes hacerlo a la ligera, ni tampoco en momentos de calentón emocional. En general, hacer las cosas contra algo es malo. En cambio, hacer las cosas por ilusión es lo que va a llevarte por buen camino.

No hay que olvidar que trabajar por cuenta ajena es muy cómodo: tienes un horario más o menos definido, una nómina que te cae cada mes y además puedes criticar a los jefes y hacer de sindicalista criticón cuando te plazca sin pensar más allá de esto. Tu responsabilidad es limitada y vas a disponer de más tiempo para tu vida personal. Por supuesto que vas a vivir mucho más tranquilo siendo trabajador que siendo freelance o empresario.



Si no te he convencido para olvidarte de emprender tal vez alguna de estas 49 razones sí lo hagan. Léelo detenidamente, por favor, pues te puede salvar de un mal rato en tu vida profesional y personal.

49 razones que nadie te contó por las que no deberías emprender
http://3cero.com/razones-no-deberias-emprender/

2. Define una idea de negocio clara. ¿La has contrastado suficientemente? Tal vez tu círculo de amigos y familiares te animen y te digan que vas a hacerlo de lujo. Pero la ley de la oferta y la demanda juega su propia liga y no reserva un sitio para el afecto. ¿Tienes un buen sustento si te falla la aventura? ¿Tu pareja trabaja y tiene un sueldo que os permita vivir a ambos? ¿Vives con tus padres y puedes vivir sin ingresos porque tienes los gastos básicos de alojamiento y manutención cubiertos?

<a href="http://www.freepik.com">Designed by Freepik</a>

Es algo muy básico pero que has de tener presente: intenta ser lo más objetivo posible respecto a tu proyecto. Un negocio de masajista en un pueblo de 500 habitantes es un desastre garantizado, pero ojo, seguro que también lo es en uno de 2.000. Antes de nada, realiza un buen estudio de mercado y contrasta tu información. Debes crear un plan de negocio detallado con lo que crees que ocurrirá en los próximos 5 años tanto si la cosa va mal como si va regular, bien o muy bien.

3. Prepara a tu entorno familiar. Habla con tu pareja y con tu familia, porque ellos van a ser tus mejores socios y fans de tu marca. Si tienes pareja háblalo y comenta que los primeros años vas a estar bastante ausente. Puede que tu relación de pareja se resienta. Vas a empezar a "llevarte el trabajo a casa", porque será muy complicado separar vida familiar y laboral. De pronto, te verás un buen domingo por la mañana o por la tarde trabajando, respondiendo mails, preparando propuestas. Es genial si tu pareja te apoya, pero cuidado con esto porque es esencial tanto tener un buen trabajo como una pareja que valga la pena para una vida feliz, así que no dejes que una pata te quite la otra.


4. Los principios son muy difíciles. Crear un negocio desde cero es como una pelota de nieve. Cuesta una eternidad que cuaje el primer copo, cuesta mucho que cuaje el segundo y algo menos el tercero. Y puede que cada vez hayan más copos y la pelota crezca hasta el punto que la pelota corra más que tú y necesites ayuda. Esto significa que habrás conseguido lo que quieres, pero ¡cuidado!, porque el tiempo que transcurre desde que empiezas hasta que consigues ganar un sueldo puede ser muy largo y, mientras tanto, hay que pagar las facturas y también hay que comer algo (no mucho, pero no hay que desnutrirse) :-)


5. ¿Dónde establecer mi negocio? Si vendes servicios y te lo puedes permitir, instálate en tu casa, desde luego. De esta forma, pagarás cero de alquiler; todo esto que te ahorrarás. El tiempo de desplazamiento de la cama a la oficina será de 5 segundos. Esto es algo envidiable, pues si sumas el tiempo y el dinero semanales que empleas habitualmente en desplazamientos es para tirarse de los pelos. Aquí tienes una buena noticia :-)

Y no te preocupes si nadie viene a visitarte. Eres tú el que tienes que visitar a los clientes. Además, todo el mundo entiende que los negocios, cuando empiezan, lo hacen en un garaje, ¿no? :-)


6. ¿Qué horario vas a hacer? Muy fácil: 24x7x365. Como cuando eres padre, el tiempo en que vas a estar preocupado por el bienestar de tus hijos constituye todo tu tiempo. Si te han dicho que vas a poder hacer el horario que te plazca o que vas a currar 3 horas y vivir como un marajá, perdona que te lo diga así de claro, pero te han engañado. Piensa que vas a tener que echar más horas que un reloj y olvídate de las vacaciones durante unos cuantos años.


¿Fines de semana? Olvídate también de ellos, para ser realistas. No vas a poder visitar un cliente un domingo a las 7 de la tarde, pero seguro que vas a estar preocupado por tal o cual proyecto a esa hora. Dicho lo cual, sí que es conveniente pensar que sería óptimo tener un horario de 9 o 10 horas diarias y empezar y acabar a unas horas razonables. Tal vez esto no lo puedas llevar a cabo, pero para poder compaginar tu vida personal y familiar lo debes acabar haciendo. Te aconsejo que madrugues y empieces a trabajar bien temprano, así ganas unas horas. ¡Eres el dueño de tu tiempo!

7. ¿Qué sueldo tendrás y a cuánto venderás tus servicios? Son dos cuestiones que van un poco de la mano y que cuando uno empieza son tremendas incógnitas. Algunos artículos más abajo en este punto te ayudarán con el coste/hora o coste/jornada. Respecto al sueldo, te sugiero que empieces con una cantidad muy humilde. Piensa qué necesitas para vivir y márcate algo más para poder ahorrar mínimamente. Seguramente, durante algún tiempo no vas a llegar a fin de mes. No obstante, en otros irás sobrado. Guarda los meses buenos para cuando lleguen los malos.

<a href="http://www.freepik.com">Designed by Freepik</a>

Para algunos sectores en España, hay meses (como agosto o diciembre) que son malos porque la gente tiene en mente muchas cosas excepto trabajar. Piensa que durante el resto de meses tendrás que conseguir suficiente dinero como para llenar la nevera en esos meses malos. Si estás ganando más dinero del que corresponde a tu nómina, guárdalo como un pequeño banco de tu empresa; así dependerás menos de las entidades bancarias (luego hablaremos de estos "amigos"). Si poco a poco vas viendo que tu negocio se consolida, pues ya sabes que puedes subir un poco tus tarifas, así como ponerte un sueldo más decente, aunque siempre con prudencia.

Cuánto tiene que facturar el autónomo para sobrevivir?
http://www.eleconomista.es/firmas/noticias/6510433/02/15/Cuanto-tiene-que-facturar-un-autonomo-para-sobrevivir-Siendo-mileurista-incurre-en-perdidas.html

Cuánto cobrar por una hora de tu trabajo como freelance
http://www.valenciaplaza.com/ver/100953/has-pensado-cuanto-cobrarias-por-una-hora-de-trabajo-como-freelance.html

Calculadora Freelance
http://calculadorafreelance.com/

8. Dótate de herramientas para vender tus servicios/productos. Si eres bueno en lo que haces y tienes ganas de que te compren, lo tienes fácil. Créate un blog, que no te va a costar ningún dinero y explica qué estás haciendo y ayuda a otros a hacerlo. Al principio, tal vez tengas que hacerlo gratuitamente, como muestra de que eres un buen profesional. Pero cuidado, debes tener claro que tu trabajo tiene un precio.


Te aconsejo que te hagas con un buen equipo informático para tu trabajo (yo soy forofo de Apple, así que no te digo más), que contrates un dominio, que te hagas un blog y una cuenta de Twitter, que contrates a un diseñador gráfico y te haga un logo bien guapo y unas tarjetas muy chulas y que trabajes duro para comunicar aquello que haces y que, por tanto, vendes. No tengas miedo a parecer un vendedor: lo eres. Pero no vendas humo, sino un buen producto. La gente sí que valora la calidad.

Herramientas para freelance
http://www.sherpafinanciero.com/herramientas-para-freelance/?utm_source=ReviveOldPost

9. ¿Dónde vas a conseguir a tus clientes? No es buena idea robárselos a la empresa de la que marchas: puedes acabar en los tribunales. Tampoco es buena idea pensar que te van a caer del cielo cuando te registres como autónomo: hay mucha competencia y nadie te conoce. Esto es clave para que tu negocio tenga viabilidad: Internet es tu gran aliado. Todo el mundo que quiere comprar un producto o un servicio busca en La Red; es fácil y gratis. Aunque te tienen que encontrar y tienes que emitir un mensaje optimista y resolutivo como que vas a poder hacer bien tu trabajo. Haz publicidad en Twitter, Google y Linkedin.


10. No mientas. Cuando empiezas no tienes experiencia, pero lo suples con ilusión y ganas y, además, seguramente dispones de una tarifa económica. Lo que no debes hacer es decir que has hecho muchas veces ese trabajo que te piden porque no es verdad y se va a notar en seguida. Sé sincero, aunque eso te suponga perder la venta. Será el cliente que valore tus ganas y tu honestidad el que te va a contratar.

Los errores que no te puedes permitir siendo freelance:
http://www.negociosenauge.net/los-errores-que-no-te-puedes-permitir-siendo-freelance/?utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter&utm_campaign=Feed%3A+negociosenaugenet+%28Negocios+En+Auge+|+Micronegocios+Online%29

11. Sé generoso con tus clientes. He conocido algunos profesionales con grandes conocimientos que han tenido que cerrar el negocio porque trataban mal a sus compradores. Anteponían su forma de trabajar a la demanda del mercado. Está muy bien tener las cosas claras y tener tu propia metodología de trabajo, pero cuidado, debes ser adaptativo con las peticiones de tus clientes, siempre y cuando sean razonables. Y ten en cuenta que en cada país se trabaja de una manera: lo que es válido en USA, por ejemplo, no lo es en España.


12. Con el dinero no se juega. ¿Es solvente tu cliente? Hay empresas como CESCE que van a ayudarte con la labor de crédito y caución. Tal vez el comprador de más renombre, el que piensas que va a ser el cliente de tu vida, está a punto de entrar en bancarrota y te va a hacer un agujero importante en tu liquidez. Para evitar sobresaltos, cobra una parte por adelantado y exige que la transacción sea equilibrada para ambos. Si vendes algún tipo de mercadería que te cuesta dinero cóbrala por adelantado: lo hace todo el mundo. Cuando hayas cobrado, tú la pides, la entregas religiosamente al cliente y todos contentos. No te dé vergüenza exigir estas formas de pago cuando empiezas porque el cliente lo va a entender. Ocurre lo mismo cuando compras un aire acondicionado: primero pagas y, luego, te lo instalan, ¿verdad?

13. Déjate asesorar. Hay un montón de asociaciones de empresarios (no te gusta la palabra empresario, ¿eh? Pues vas a ser uno de ellos). Busca la más cercana y déjate asesorar porque te irá genial. Yo empecé en Cataluña y allí funciona de lujo Pimec.

Si no eres bueno comercialmente, déjate ayudar: de entrada pon anuncios en Google y contrata un comercial. Lo mejor será que todo esto lo pienses bien antes de empezar. Sé de muchos técnicos excelentes que han fracasado porque no tienen visión de negocio.

<a href="http://www.freepik.com">Designed by Freepik</a>

Déjate asesorar sobre la forma jurídica que más te conviene. En un primer momento, seguro que empiezas como autónomo. Si el negocio crece y vas contratando a personas, probablemente te interese crear una Sociedad Limitada (3.000€ en una empresa no es mucho dinero, créeme). Y si la cosa ya se dispara y pasas a tener bastantes trabajadores o bastante facturación, igual te conviene convertirte en Sociedad Anónima (60.000€).

En estas asociaciones te van a ayudar con tu plan de empresa y te resolverán todas las dudas que te vengan a la cabeza respecto a tu negocio. Deposita tu confiaza en ellas y concéntrate más en  desplegar los servicios o productos que vas a vender.

Cómo pasar de Startup a Empresa
http://economia.elpais.com/economia/2015/06/26/actualidad/1435344470_403275.html

14. Pide ayuda a tus clientes. Pide a tus compradores que te recomienden a sus amigos y podrás ampliar fácilmente tus ventas. Ésta es la forma más natural de crecer. Si trabajas mal, la gente lo dirá y si trabajas bien, también.

15. Crea tu propia red de colaboradores. Está en tus manos decidir con quien quieres tener vínculos estratégicos para la mejora de tu negocio. Seguro que hay buenos profesionales que complementan tu trabajo y a los que no puedes considerar competencia. Esto es muy delicado y seguro que te llevas alguna desilusión por el camino, aunque hay que intentarlo porque puede darte buenos resultados. Si tú das parte de tu trabajo a alguien y ese alguien te da parte de su trabajo a tí, pues tenéis una colaboración win-win fantástica que enriquece a los clientes y os beneficia a vosotros. Y cuántos más colaboradores tengas, mejor.

Guía de networking para el empleo y los emprendedores
http://yoriento.com/2009/06/guia-de-networking-para-el-empleo-y-los-emprendedores-542.html/?utm_campaign=shareaholic&utm_medium=twitter&utm_source=socialnetwork

16. Aprende a decir NO a clientes caraduras. Como todo en esta vida, hay clientes excelentes, buenos, regulares, malos y malísimos. No estás obligado a atender a clientes caraduras. ¿Sabes aquello que pone en los bares de "reservado el derecho de admisión"? Pues aplícalo a tu negocio. Si un cliente te toma el pelo, mándalo a paseo y a por otro. Necesitas energía positiva en tu negocio y no chupasangres.

17. Aparta de tu camino a ladrones de energía. Hablando de energía positiva, procura mantener bien lejos a las sanguijuelas que solo intenten beneficiarse de tí sin darte nada a cambio. De estos también hay unos cuantos. Son la gente gris y negativa que sobra en tu vida y, por supuesto, en tu negocio. A mí me agotan especialmente y me ponen de mal humor en seguida. Como dice el refrán, "más vale ponerse una vez rojo que cien amarillo", así que aplícate el cuento y despacha rápido a los "queridos" chupasangres.


18. No va a ser fácil, pero no dudes de tí mismo. Seguro que si eres bueno y luchas y trabajas duro vas a conseguir que tu negocio prospere. Pero ojo, no va a ser fácil. Hay mucha competencia y los clientes son muy exigentes. Ofrece productos y servicios de calidad. Piensa que el 95% de las empresas no llegan nunca a facturar 100.000€. Lee con atención este artículo donde Daniel Otero  nos marca unas pautas muy interesantes, desde 10 hasta un millón de euros, con las que me siento muy identificado.

No dudes de tus capacidades. Puede ser que los principios no funcionen y que cometas errores: es normal. Aprende rápidamente de ellos, pide disculpas y deja de cobrar alguna factura que te daría vergüenza que te cobrasen a tí. Sé digno y exígete lo mejor.

La consolidación del cero. El 95% de las empresas que se fundan no facturan 100.000€ nunca.
http://danieloterorodriguez.com/2013/09/20/la-consolidacion-del-cero/

19. Si creces, amplía tu plantilla. Tal vez pensaste que estarías siempre trabajando tú solo como autónomo. Pero puede suceder que lo hagas fenomenal y que tengas que contratar más personas a tu cargo. No temas hacerlo. Seguro que si el negocio va bien llegará el día en que estarás enterrado en proyectos y no tendrás ni un minuto libre. Es el momento de pensar en delegar tareas. Da mucho miedo y tal vez te equivoques en la contratación. Pero sé ágil y ten presente que igual que has contratado a alguien, lo puedes descontratar. No dejes que nadie hunda tu negocio. Hay que saber dejar salir a personas de tu empresa para que encuentren el sitio donde serán felices.

Piensa una cosa: nadie va a tratar con tanto cariño tu negocio como tú y nadie va a echar tantas horas y tantas preocupaciones como tú. Además los trabajadores quieren sus vacaciones y sus horarios; como es razonable. Optimiza bien el tiempo y procura que haya ilusión y no mal rollo en tu empresa, porque, de otro modo, la cosa degenerará y acabará con tu negocio.

Y una cosa más al respecto: mira bien la imagen que pongo a continuación. Está en alta resolución, así que bájatela o imprímetela. Cuando le pagas a tu trabajador 1.500€, en realidad la empresa paga 2.019€ en total. Hazlo saber a la persona contratada cuando piense que su sueldo es bajo. Seguro que si le propones que se establezca como autónomo y colabore contigo le temblarán las piernas.

Las empresas deberían invertir en la felicidad de sus empleados
http://tiempodemanagement.com/las-empresas-deberian-invertir-en-la-felicidad-de-sus-empleados/

Salario bruto y salario neto.
http://www.actibva.com/magazine/guias-practicas/el-salario-bruto-y-el-salario-neto



20. Crea un negocio sostenible y respetuoso con la Naturaleza. Estoy muy preocupado por el futuro de nuestro planeta y por la calidad de vida que van a tener mis hijos. Este mundo materialista y capitalista no respeta nada, destruímos los bosques como si fueran nuestros, acabamos con las especies y pensamos que el mar es un vertedero. Creo que todos debemos preocuparnos, en casa, en el trabajo o en nuestros medios de transporte de hacer el menor daño posible a lo que nos rodea.

Bajo mi punto de vista, no podemos disociar nuestra actitud personal y laboral: ambas deben ser coherentes. Intenta que tu negocio sea sostenible. Imprime el mínimo papel posible, utiliza electrodomésticos que sean ecológicos. Cuidado con el uso masivo de vasos o bolsas de plástico. Intenta que la forma de trabajar de tu empresa sea un ejemplo para todos los que la conozcan y trabajen en ella.

Todo esto tiene mucho que ver con cómo nos vemos a nosotros mismos, si como parte de un conjunto o como el centro del universo: cuidado con nuestro ego porque puede acabar con el planeta.


21. Contrata talento. Este consejo es breve pero muy importante. No tengas miedo de contratar a personas mejor que tú. Si contratas medianías, vas a tener un negocio mediocre. En cambio, si contratas a gente brillante con ganas y talento, vas a tener un negocio distinto y con gran futuro. Trata y cuida bien a tus empleados. Aprende de las discrepancias y no las veas como una fuente de problemas, sino como algo que enriquece a la empresa.

22. Tienes un socio: Hacienda. Cuando empieces con tu negocio, vas a ver en seguida que te ha salido un socio sin comerlo ni beberlo. Los amigos de Hacienda van a estar a tu lado para lo bueno ( poner la mano y llevarse una parte de tus beneficios by the face) y para lo malo ( reclamarte los pagos si no cumples con ellos). Traga bilis y piensa que es por el bien de tus conciudadanos, no hay más. Verás que, en general, la administración solo va a dificultar tu trabajo tampoco esperes ninguna ayuda y toma consciencia de que todas las gestiones van a ser un drama. Ver el ritmo con el que comúnmente se trabaja en la administración pública y comprender la papeleta que tienes tú como freelance es lógico que te altere, pero cuenta hasta 100 y procura no matar a nadie :-) Para reírnos un poco de este tema, seguro que es bueno recordar este vídeo que es ya un gran clásico.



23. ¿Bancos? No gracias. Idealmente, tu relación con los bancos debe ser la mínima posible. Debes tener una o dos cuentas bancarias (te recomiendo una solo para el IVA; así no te lo gastas) en las que entrarán los cobros de los clientes y saldrán los pagos para tus proveedores y para los gastos de la empresa: nómina, luz, etc. Procura no pedir ningún préstamo. Los bancos no son la hermanita de la caridad ni ninguna ONG. Si tu negocio va viento en popa, te ofrecerán préstamos que ni siquiera has pedido: recházalos. Si tu negocio va mal y no tienes un duro, verás su verdadera cara. Mantente alejado de ellos todo lo que puedas.

24. Sé honesto, no busques atajos. Con la edad, uno se va preocupando y le van gustando cosas diferentes de cuando era adolescente, ¿verdad? Cada vez valoro más la generosidad de la gente, su humildad e integridad y su coherencia intelectual. Por contra, cada vez me impresionan menos las titulaciones, los bienes materiales, el número de followers o el dinero. He visto en mi sector más de uno y más de diez casos de gente que ha querido prosperar más rápido de lo que tocaba y han caído en desgracia. La honestidad debe prevalecer en todo lo que haces. Si te pegan alguna puñalada, pues perfecto, allá esa persona con su consciencia, pero no pretendas ser más de lo que realmente eres y no trates mal ni a tus clientes, ni a tus trabajadores, ni a tus colaboradores.

Comprando followers en Twitter, por ejemplo, que es algo muy fácil de hacer, lo único que vas a conseguir es engañar a tus seguidores. Y eso no te interesa. Si te marchas de una empresa para montar tu propio negocio, posiblemente serás un magnífico aliado para ella. Conozco algún caso donde el principal cliente del nuevo freelance es, precisamente, su ex empresa. Haz las cosas bien y da ejemplo de honestidad profesional a tus trabajadores. Si vas de listillo haciendo trampas, nadie te va a respetar jamás.

25. ¿Emprendo en España o fuera? Tal vez tienes en mente empezar tu negocio fuera de España. ¿Por qué no? Es una opción para los más valientes, para aquellos que tengáis don de gentes, espíritu aventurero y algo de dinero ahorrado (si sabéis idiomas mucho mejor). En países como Dinamarca, UK o Noruega vas a beneficiarte de sueldos mucho más elevados, aunque no tendrás ni el sol, ni la comida, ni los corruptos que tenemos en España :-) También el nivel de vida es más elevado, claro está, pero seguro que te será más fácil montar tu negocio y que, restando los gastos a los beneficios, el montante que te queda será superior al de aquí. ¿Te merece la pena dejar a amigos y familia y emprender en otro país? Aquí una ayudita en este artículo de Forbes.


Diferencias salariales: Por qué gano más en Dinamarca?
http://www.forbes.es/actualizacion/2699/diferencias-salariales-por-que-gano-mas-en-dinamarca

26. No tengas miedo al fracaso. Siempre habrá algún aguafiestas al que no le haya ido bien su intento de emprender y que intentará chafarte la guitarra. No obstante, escúchale atentamente, analiza el por qué cree que ha fracasado, qué haría ahora para volver a montar su negocio, cómo lo haría y qué cambiaría.


Por otra parte, en la situación de emprendedor te vas a sentir solo, es la llamada soledad del freelance sobre la que puedes leer en este artículo. En ocasiones te parecerá que eres tú contra el mundo, pero no te preocupes ni montes paranoias en tu cabeza. Si trabajas y ofreces un producto o servicio que funciona y se vende, vas a triunfar. En USA, si montas un negocio y fracasas, eres un emprendedor y un valiente, aunque aquí en España eres un fracasado. Espero que esto cambie con el tiempo, pero no dejes que te pare si estás convencido de que tu idea es buena.

La soledad del freelance
http://www.forbes.es/actualizacion/2777/la-soledad-del-freelance

En España no se emprende por miedo al fracaso
http://goo.gl/6YeISG

27. Ten claros los pasos para crear tu empresa. Si estás familiarizado y te gusta ir a las administraciones a hacer gestiones, te podrás ahorrar un dinero. Pero tal vez te interese más contratar los servicios de una gestoría de confianza (¡la de tu pueblo o barrio puede ser perfecta!) y que te ayude con el quebradero de cabeza que significa montar un negocio. Debes estar al corriente con las administraciones y tener todos los papeles en regla, porque sino vas a montar un castillo de naipes que se irá al garete a la primera de turno. Aquí tienes una guía que te puede ayudar:

Guía de trámites para montar una start-up
http://blog.infoempleo.com/blog/2014/12/11/tramites-para-montar-una-start-up/

28. Sin socios, mejor. Esto es muy subjetivo, por supuesto, pero os doy mi visión del tema. He visto fracasar muchos proyectos porque los socios fundadores no se han puesto de acuerdo. Si puedes emprender solo, genial. Cuando las cosas van mal es fácil que los socios se culpen mútuamente. También es fácil que uno tenga la mano larga con el dinero o, simplemente, que en seguida te des cuenta de que esa persona es genial para ir de copas, pero que como socia es inadecucada.

Además, algo muy importante en la empresa es la simplicidad: la toma de una decisión no debe eternizarse esperando la aprobación de diversas instancias. Si eres el único socio, vas a tomar las decisiones de forma clara; de la misma forma que si son inadecuadas también sabrás a quién culpar. Decía Descartes que una idea creada por una sola persona siempre es más pura y brillante que una desarrollada por varias; en este caso creo que se aplica muy bien.

29. Formación continuada. No dejes nunca de aprender sobre el mundo de tu negocio. Aunque seas muy bueno en lo tuyo, seguro que otros puntos de vista aún te pueden enriquecer más. Aprende de la competencia, aprende de los clientes, aprende de expertos de otros países. Que no te dé pereza invertir en formación para tí y para los tuyos. Éste es el mejor regalo que puedes hacerle a la empresa. Aplica lo que obtengas de la formación, materializa los conocimientos y que éstos hagan funcionar a tu compañía un poco mejor.


30. Sé feliz. Has emprendido, estás en una aventura apasionante. Sonríe a la vida y sé feliz. Seguramente no vas a convertirte en la persona más rica del mundo, ni siquiera de tu barrio o de tu pueblo. Pero vas a vivir de tu propio negocio y eso es una razón sobrada para ser feliz. ¡Enjoy Life!


¡Bienvenido al mundo de los emprendedores!

1 comentario:

Ricard Ibañez Rovira dijo...

Muy buen post, se nota que está basado en experiencia!!! Esto se tendría que enseñar en el instituto para incentivar a los estudiantes a emprender negocios, ideas y hacerlo con conocimiento.

Enhorabuena!!

Consulta Técnica

[Consulta Técnica][bleft]

Virtualización

[Virtualización][twocolumns]

Naturaleza

[Naturaleza][grids]