© Josep Ros. Con la tecnología de Blogger.

¡Feliz 2013! ¡Por siempre el optimismo!


Os deseo, a todos los lectores del blog un Feliz 2013.

El año 2012 ha sido muy duro en España y parece que el 2013 también. Creo que hay un pesimismo instaurado en el ambiente relacionado con nuestro sistema social que no es nada bueno.

Además escucho a muchas personas que comentan que el 13 es mal número y que va a ser un año chungo sólo por ese motivo. El número 13, sin embargo, es para mi un número de la suerte. El día que nací y creo que siempre me ha dado suerte.

Está claro que todo depende del cristal con que se mire y que no es bueno enfrentarnos a un nuevo año con malos pensamientos.

Vamos a tratar de ser optimistas, rodearnos de gente positiva, alejarnos de los ladrones de energía y pesimistas empedernidos. Si puede ser vamos a ver menos TV y leer más y vamos a intentar, cada vez más, ver menos ladrillo y más montaña y naturaleza.

Cada día de nuestra vida es único y depende, en buena medida, de nosotros el hacer que cada día, cada semana, cada mes y cada año sean especiales y que la vida valga la pena vivir.

Como dice mi amado maestro Kiko Veneno en su canción 'Satisfacción':

"qué mala sangre hay que tener para venir aquí 
y no querer saber, no querer llorar, no querer reír. 
Pide no sabes que te van a dar  
por esa boca pide la felicidad"

Este 2012 ha sido para mí increíble. Ha llegado mi hijo y me he trasladado a vivir a un lugar lleno de Naturaleza y buenas vibraciones. Vivir al lado de un niño es descubrir cada día la vida de nuevo con ojos llenos de inocencia y quitarnos las capas de odio, cinismo y enfrentamiento que sólo hacen de nosotros unos seres amargados y grises.

Sonriamos al futuro y el futuro nos sonreirá a nosotros. Utilicemos la mente para tener pensamientos positivos, repartir alegría a nuestro alrededor y seguro que la felicidad acabará llegando.

¡¡Feliz Año!!

2 comentarios:

Santiago dijo...

Hola,

Me parece una reflexión maravillosa para empezar el año.Gracias por compartirla con nosotros.Vivo en Mallorca, aunque no en ese lugar maravilloso que es el Valle de Sóller y con un peque de 3 añitos, así que comprendo a la perfección lo que cuentas.

Un abrazo,

Santiago de Palma.

Josep Ros dijo...

Muchas gracias Santiago!!

Cuando tienes un hijo cambia mucho la perspectiva vital y lo que parecía importante deja de serlo y lo que no tenía ninguna importancia pasa a ser lo más importante.

Hay que mirar al futuro con alegría y seguro que todo irá mucho mejor.

Un abrazo!!

Consulta Técnica

[Consulta Técnica][bleft]

Virtualización

[Virtualización][twocolumns]

Naturaleza

[Naturaleza][grids]