© Josep Ros. Con la tecnología de Blogger.

La Palma, la Isla Bonita




Este verano he tenido la oportunidad de disfrutar y desconectar como hacía tiempo que no lo conseguía. Pasamos unos días inolvidables en las Islas Canarias, concretamente en la Isla de La Palma, conocida como La Isla Bonita.


Es complicado transmitir las sensaciones que te deja pasar 8 días en un lugar tan distinto al que estás acostumbrado a vivir, en mi caso, el mediterráneo. La Palma es una isla del tamaño de Menorca, aproximadamente pero con alturas que llegan a los 2.400m. Por tanto, si bien es muy cómoda de transitar preparaos a hacer miles de curvas y a subir y bajar de lo lindo.


Ideal para aquellos a los que os guste caminar. Hay excursiones que no podéis dejar de hacer como la de Marcos y Cordero. Cogéis un taxi que os sube durante 40 minutos y os deja en una excursión de 5 horas (justas) todo para abajo, sin parar y muy simple, imposible perderse. Lleno de canales de agua y túneles.


Tendréis que llevar linterna para pasar por los largos túneles y también conviene que llevéis chubasquero porque en este túnel te mojas todo de arriba abajo. Yo, que no llevaba, no me sequé del todo hasta que llegué abajo del todo de la excursión.


La isla, como reza el título de un libro, es un Jardín Natural. Toda la isla, nacida de erupciones volcánicas, está llena, rebosante de naturaleza, una pasada. Paisajes increíbles y muy distintos entre distancias muy pequeñas, con permanentes montañas gigantes, playas negras de lava y pueblecitos encantadores.


Tenéis que subir (muy recomendado) al Roque de los muchachos, que es el punto más alto de la isla, con 2.426m

Las vistas desde allí son increíbles. un mar de nubes y un océano que no se acaba, prácticamente a 360º.


El negro absoluto de la lava lo impregna todo, las piedras, la tierra, las playas, todo es negro. Sin embargo sobre ese aparente paisaje desolado nace vida a raudales.


Es fácil ver molinos de viento por toda la Isla. El clima es una pasada, por las mañanas siempre hace bueno y por la tarde se pone la panza del burro y viene una brisa genial que mantiene la temperatura entre 20 y 25º. Una gozada, un aire acondicionado natural.



Es fácil ver otras islas como Tenerife, La Gomera o El Hierro, sobre el mar de nubes que acostumbra a rodear la isla.


El contraste de la vegetación, sobretodo en el sur, con la base volcánica os impresionará.



En el sur de todo de la isla hay unas salinas muy guapas que vale la pena visitar.


El blanco de la sal contrasta con el negro profundo que le rodea.



Ver los pequeños volcanes entre las casas y los bancales inacabables de plataneros es precioso.


Os recomiendo que os alojéis en el Parador Nacional. Muy bien de precio y muy bien conservado, eso si, ni se os ocurra desayunar ni comprar agua, la clavada puede ser sensacional. Esta bien comer o cenar alguna vez pues el restaurante es digno de visitar, aunque, sinceramente, no comí mal en ningún lugar, hasta en el sitio que tenía una apariencia más dudosa, todo estaba buenísimo!


En La Palma se vive a otro ritmo, es como ir a Cuba pero con las comodidades de España. La capital, Santa Cruz de La Palma es, probablemente, más pequeña que mi querida Torredembarra, tanto en dimensión como en habitantes. Pasear por esa población tan guapa sin tropezarte con apenas gente, en pleno agosto es un gustazo. Muy pocos turistas y los palmeros encantadores.


Desde el Parador al aparcamiento comodísimo y gratuito de Santa Cruz habían 9 minutos de reloj, sin correr porque estamos de vacaciones! Una gozada!


No es de extrañar que con tanta calma y un clima tan benigno este abuelo se echase una siestecita en pleno final de la mañana.


El centro es la caña, lleno de rincones super guapos.


Y hay una parte del paseo marítimo que tiene unos balcones guapísimos!


Esta es la típica vista desde cualquier carretera de los bancales de plataneros que inundan toda la isla. Esta es la vista desde el Parador.


Que por cierto la piscina del Parador siempre está vacía, una gozada y dentro tiene un patio que es una pasada, super bien diseñado y cuidado.


Y aquí estoy yo, todo espatarrao, twitteando aprovechando la Wifi, wifi!!


En plena capital hay un barco super guapo que, lamentablemente, no se puede visitar.


Dos personas desayunan hasta arriba por 7€ (los dos!!!!) Esto es el paraíso. Eso sí, raciones Enterprise Plus sin límite de vRAM. Fijaos qué pedazo de café con leche!


Los bocatas son espectaculares. Pidas lo que pidas te ponen mil cosas.


Pedí una hamburguesa, pues tenía queso, jamón, bacon, huevo, tomate, lechuga... impresionante!


Vayas al restaurante que vayas los precios son muy similares (muy populares) y la variedad de los menús es apenas existente. Eso si, pidas lo que pidas triunfas. Esta ropa vieja estaba de vicio! ñam ñam ñam!


Yo, además del bocata enterprishes y del café con leche descafeinada me pedía cada día un 'donut' que ya les gustaría a los de Donuts que les saliesen la mitad de buenos que estos... No dejéis de probarlos!


La isla está llena de fauna pequeña y delicada como esta mariposa o este dragón.



Qué mejor momento que el verano para hacer excursiones largas por los bosques inacabables. No os dará apenas el sol y podréis soportar las pateadas de 3, 4, 5, 6 horas, lo que queráis la mar de bien. Eso sí, subiditas y bajaditas a tituplén. Las vistas valen la pena.


Estar dentro de uno de los bosques es una delicia, el frescor de sus árboles te inunda y te dan ganas de quedarte a vivir allí mismo.


La vegetación es bastante particular y totalmente distinta a la que estoy acostumbrado a ver por la zona mediterránea o pirenaica.


Llegar a las playas no es difícil, hasta 3/4 de hora os podéis tirar desde que aparcáis el coche hasta que llegáis. Hay playas estacionales que en invierno desaparecen. Bañarse sobre arena (lava) negra es una experiencia única. Guapísimo!


Os aconsejo pararos en cualquier lugar tranquilo de carreteras secundarias y mirar detenidamente el horizonte. Aquí, en este faro habían unas vistas espectaculares.



Tenéis que tener cuidado en las playas, pues las hay de muy traicioneras. El agua viene con mucha fuerza y han desaparecido personas que han sido encontradas ahogadas muchos kilómetros más lejos, particularmente con las del noreste de la isla. Informaos bien.


La isla está inundada de dragones, lagartijas y otros bichos similares. Incluso en las playas están.


Las piedras negras en el mar son una pasada.


En el volcán de San Antonio hay camellos en los que puedes dar una vuelta. Por desgracia el día que nosotros fuimos a visitarlo había mucho aire y no se podía apenas caminar.


Ver los volcanes por dentro es otro de los motivos por los que merece la pena visitar La Palma.


Me llamó la atención que los restaurantes no tienen vistas al mar. Imagino que están algo cansados de las vistas permanentes del océano y prefieren comer sin tener contacto visual con la gran masa de agua.

Vayáis por donde vayáis, todo está lleno de sorpresas y vistas guapísimas de los acantilados, llenos de plátanos, cáctus...


Y cada vista es distinta...


En la parte noroeste de la isla hay unas piscinas naturales muy guapas en las que te puedes bañar en aguas tranquilas (saladas, claro) justo al lado de donde golpea fuerte el oleaje.



Menudo estreno de mi cámara reflex Nikon D5100 :-)


Ya de regreso, la tristeza te inunda. Yo quiero vivir aquí! con esta calma, estos precios tan guapos ;-) y esta gente tan tranquila!


Sin embargo, ya en la T4 la realidad vuelve a golpearnos sin piedad... ruidos, gente, tipas, movidas...



La Palma, volveré!!

5 comentarios:

tor dijo...

Muy grande! Me has dejado los dientes largos :) A ver si se casa alguien por allí para acercarnos :D

Un besi,

tor

Josep Ros dijo...

Jajajja aunque no se case nadie, coge a la CEO y llévatela a allí! es una pasada, palabra!

Un abrazo!

Cachi dijo...

Dos cosas :-)

La primera, da gusto leer lo bien que te lo has pasado y lo mucho que has disfrutado. Me alegro que te haya gustado La Palma, es un auténtico espectáculo :-)

La segunda, GRACIAS POR LA PUBLI!!!! Ojalá todo el que visitase las Islas hiciese una promoción como la que acabo de leer :-)

Cachi dijo...

Por cierto!!!!! Acabo de acordarme de tu comentario acerca de los balcones!! Es el típico balcón canario, lo verás en todas las Islas :-) Eso sí, por Dios, no vayas a Tener... a ese sitio.

Josep Ros dijo...

Gracias Cachi!

Creo que es lo mínimo que se puede hacer cuando visitas un lugar tan extraordinario!

Y a Tenerife ya he ido y volveré, me parece una isla super guapa, no como Las Palmas que es... jajajajaja :-)

Un abrazo!

Consulta Técnica

[Consulta Técnica][bleft]

Virtualización

[Virtualización][twocolumns]

Naturaleza

[Naturaleza][grids]