© Josep Ros. Con la tecnología de Blogger.

Arena en los bolsillos



Sucede en ocasiones que por diferentes motivos no solemos apreciar aquello que tenemos más cerca.
Ni solemos darnos cuenta de la gran fortuna que tenemos de compartir nuestros días con algunos músicos excepcionales.

Manolo García no tiene una gran voz. Suele doblarse a sí mismo las voces (juntar dos voces para darle un cuerpo mayor). En un dueto con Miguel Rios de una memorable canción de El Último de la Fila, se ve claramente que no tiene un bozarrón.
No es necesario tener una voz extraordinaria para que sus directos si lo sean. En los conciertos que he tenido la oportunidad de verle transmite la misma fuerza y buen rollo.
Hoy que tan de moda están los móviles y destrozar el vocabulario, él se dedica a recuperar palabras perdidas de nuestro diccionario.
En alguna entrevista que le he visto y leído suele repetir que sus conocimientos musicales son limitados y que, como intérprete es muy limitado.
Sin embargo eso no es un inconveniente para que nos deleite con algunos de los discos más impresionantes de la historia moderna de la música, al menos aquí en España.

Sus capacidades poéticas son extraordinarias y su compromiso con la Tierra viene de largo, como su compromiso con Amnistía Internacional.
Hace unos años me regalaron su libro, en el que pude descubrir su talento como pintor. Al igual que Aute, no es un artista simple y tiene mil caras desconocidas.

Escuchar sus canciones en las largas noches de invierno de este diciembre frío y lluvioso es uno de los placeres sencillos con los que nos podemos aproximar (gratis) a la felicidad.
Os dejo aquí esta joya de canción que aún hoy me emociona como el primer día que la escuché:
Pájaros de Barro
© Manolo García

Por si el tiempo me arrastra
a playas desiertas,
hoy cierro yo el libro
de las horas muertas.
Hago pájaros de barro.
Hago pájaros de barro y los hecho a volar.
Por si el tiempo me arrastra
a playas desiertas,
hoy rechazo la bajeza
del abandono y la pena.
Ni una página en blanco más.
Siento el asombro de un transeúnte solitario.

En los mapas me pierdo.
Por sus hojas navego.
Ahora sopla el viento,
cuando el mar quedó lejos hace tiempo.

Ya no subo la cuesta
que me lleva a tu casa.
Ya no duerme mi perro junto a tu candela.
En los vértices del tiempo anidan los sentimientos.
Hoy son pájaros de barro que quieren volar.
En los valles me pierdo,
en las carreteras duermo.
Ahora sopla el viento.
Cuando el mar quedó lejos hace tiempo.
Cuando no tengo barca, remos ni guitarra.
Cuando ya no canta el ruiseñor de la mañana.

Ahora sopla el viento.
Cuando el mar quedó lejos hace tiempo.
En los valles me pierdo,
en las carreteras duermo.

No hay comentarios:

Consulta Técnica

[Consulta Técnica][bleft]

Virtualización

[Virtualización][twocolumns]

Naturaleza

[Naturaleza][grids]